Mi hijo roba, ¿es normal?

He pillado a mi hijo de tres años con varios juguetes que no son de él. Le he obligado a devolverlos a la guardería y a otros niños del parque, pero repite. ¿Qué puedo hacer para que no coja cosas a otros?

El experto responde:

En los niños mayores el hurto es siempre un hecho preocupante, y más aún si se da con reiteración. Sin embargo, un mismo comportamiento no tiene igual trascendencia dependiendo de la edad a la que se produzca. No es lo mismo hurtar a los cuatro años que hacerlo a los doce. En el primer caso ni siquiera es adecuado llamarlo propiamente hurto, del mismo modo que las mentiras de esa edad tampoco pueden considerarse mentiras con todo el peso de ese concepto.

Por lo tanto debemos hacer una distinción sobre cómo tratar los hurtos infantiles según la edad:

Hasta los 3 o 4 años. En estos primeros años los niños todavía no tienen un claro sentido de lo propio y de lo ajeno. Sólo a partir de esa edad empiezan a tomar conciencia de lo que pueden y no pueden tomar para sí.

Hasta los 6 años. Aunque pueda inquietar a los padres que el niño tome cosas que no son suyas, el hecho no tiene todavía trascendencia moral, y deben afrontarlo con explicaciones benévolas y lógicas que vayan introduciéndole en la noción de lo propio y de lo ajeno.

A partir de los 6 o 7 años. Los niños adquieren una noción clara de la propiedad y por lo tanto ya tienen conciencia de lo que hacen. Es a esta edad cuando puede empezar a hablarse de hurtos.

En cualquier caso no hay que llamar nunca a un niño ladrón, incluso si ha robado más de una vez, ya que tal etiqueta no le ayudará a corregirse. Si acaso se le puede decir "No te gustaría que te tomen por un...".

Qué hacer:

  • Podemos decirle que todo el mundo puede cometer ese error alguna vez, pero es importante dejarle claro que esa conducta no se debe repetir.
  • Hay que explicar al niño por qué no se deben cogen cosas ajenas, ayudándole a ponerse en el lugar de los otros.
  • Hay que impedir que el niño se beneficie de lo sustraido y procurar que lo devuelva con una disculpa.
  • Además los padres deben dedicar al niño más tiempo y atención, y mostrarse más cercanos, especialmente el padre del mismo sexo.

 

Respondido por Luciano Montero

Etiquetas:

Continúa leyendo nuestras consultas...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS