Tiene juegos sexuales con su primo

Mi suegra ha encontrado a mi hija de cinco años y a su primo de ocho años tocándose. El niño dice que fue ella quien le pidió que le enseñara sus partes y mi hija dice que fue él. Pensar que mi niña ha pedido algo así me hace sentir fatal, y pienso que la hemos fallado como padres. Ahora la miro de manera diferente y no sé qué hacer.

El experto responde:

La curiosidad sexual es normal en los niños e igual de normales son los juegos exploratorios de tipo sexual. Por lo tanto, no hay motivos para que ahora veas a tu hija de un modo diferente, ni muchísimo menos para sentirte fatal y decir que le habéis fallado a la niña como padres.

Es posible que el primo diga que la curiosidad partió de la niña para evitar una regañina, cosa muy propia de los niños. Pero, aunque fuese verdad, ¿cuál es el problema? ¿Sólo por el hecho de ser niña no puede tener curiosidad?

No tiene sentido hacer una investigación policial para averiguar de quién fue la iniciativa, sino darse cuenta de que estas cosas son normales y muy frecuentes y no rasgarse las vestiduras.

Si no queréis que los niños sigan con esos juegos, cosa que es comprensible,decídselo tranquilamante, incluso sometedles si queréis a una discreta vigilancia, pero no exageréis ni les hagáis sentir que han hecho algo horrible.

Los juegos sexuales entre niños son normales y frecuentísimos, y quizás aún más entre primos, por una simple cuestión de oportunidad. Haced memoria porque puede ser que hayáis hecho lo mismo de niños. No hay que sacar estas cosas de quicio.

Respondido por Luciano Montero

Etiquetas:

Continúa leyendo nuestras consultas...

COMENTARIOS