Grietas en el pecho durante la lactancia

Desde que nació mi bebé, hace cuatro meses, tengo grietas en los pezones. Acudí a un grupo de madres y me aconsejaron que me hiciese un análisis de la leche. Han detectado que tengo bacterias que impiden la curación de las grietas, me he tomado un tratamiento pero tras terminarlo he vuelto a empeorar. ¿Puedo seguir amamantado a mi bebé? ¿Cómo debo curarlas?

El experto responde:

Probablemente convendría que analicen tu leche otra vez y que te manden otro tratamiento o que repitas el mismo, depende de lo que te recomiende tu médico.

En algunas ciudades españolas hay profesionales especializados en lactancia. Y en algunos grupos de madres hay pesonas con mucha experiencia que pueden ayudarte.

A veces no es fácil comprobar si la posición al mamar es la correcta o no y algunos tipos de frenillo también son muy difíciles de detectar.

Prueba a dar el pecho boca arriba. Es decir túmbate boca arriba estirada en la cama o reclinada en un sofá y coloca a tu hija encima de ti, boca abajo. Espera a que ella misma busque el pecho, a veces tardan un rato.

En esa postura los bebés suelen mamar mejor porque el mismo peso de la cabeza hace que el pecho se meta hasta muy adentro de la boca.

También te puede ser útil practicar la compresión del pecho. De esta forma la niña tomará más leche en menos tiempo y por tanto te dolerá menos. Esta posibilidad puede servirte hasta que soluciones tu problema definitivamente.

Otra opción es que te saques leche. Algunas madres sienten el mismo dolor cuando se sacan la leche y cuando dan de mamar a sus hijos. Sin embargo, hay otras mujeres a las que les duele mucho menos.

Respondido por Dr. Carlos González

Etiquetas: bebé, carlos gonzález, mamar

Continúa leyendo nuestras consultas...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS