Vuelvo al trabajo, ¿cuánta leche hay que llevar a la guardería?

Estoy dando el pecho a mi hijo, ahora me reincorporo al trabajo y no sé como organizarme con los biberones, puesto que al mamar no sé exactamente que cantidad de leche toma. ¿Cuánta leche tengo que extraerme diariamente?

El experto responde:

Cuanto más grande es el niño, no solo es más fácil la alimentación (si ya comen otras

cosas, no hace falta sacarse leche: en la guardería puede comer comida como los mayores y en casa pecho), sino que el niño lo tolera mejor.

Con el tiempo irás viendo la cantidad de leche que tienes que sacarte. Depende de las horas que estés fuera, y de las preferencias de tu hijo, y de si ya come otras cosas o solo toma leche.

Es importante dejarlo bien servido por la mañana. Muchos bebés tienen la costumbre de mamar varias veces por la noche. Si no mama tanto, intenta darle dos veces por la mañana, una a primera hora y otra antes de ir a la guardería.

Después, muchos bebés no quieren tomar nada hasta que vuelve su madre. No quieren leche materna, ni ninguna otra cosa. Se esperan 8 ó 9 horas sin comer y lo compensan mamando mucho por la tarde y por la noche. Es que en la guardería sepan que, si tu hijo no quiere comer nada, que no se preocupen y que no le intenten obligar.

Hay otros niños que sí quieren comer, incluso aunque la ausencia de su madre sea de menos de 6 horas. Hasta que llega el momento no se sabe qué quiere cada niño.

Por si tu hijo quisiese mamar, procura dejar 100 ó 200 ml de leche, y luego irá ajustando según lo que el niño tome. Empieza a sacarte leche un par de semanas antes, porque al principio no saldrá nada. Debes ser constante y ponerte 5 ó 6 veces al día, poquito tiempo cada vez y pronto verás que cada vez te sacas más.

Lo que te saques con antelación lo puedes congelar, y así tienes una reserva para emergencias, por si un día el bebé tiene más hambre o a ti no te da tiempo a sacarte la leche. Normalmente se funciona con la leche de hoy para mañana, sin congelar y la que te saques el viernes y el sábado puede servir para reponer la que se gaste de la reserva congelada.

Muchos niños de pecho no quieren tomar biberón ni siquiera con leche materna. Es más fácil que la tomen con un vaso.

Respondido por Dr. Carlos González

Etiquetas: alimentación complementaria, bebé, carlos gonzález, lactancia, leche materna, mamar, niño

Continúa leyendo nuestras consultas...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS