Miedo a la episiotomía: ¿qué debo saber?

Estoy embarazada de 36 semanas y tengo muchísimo miedo a la episiotomía. He oído y leído muchas opiniones y muchos cuidados y no sé muy bien a quién debo hacer caso.

El experto responde:

episiotomia
Foto Istock

Lo primero que debemos tener claro para abordar este tema es qué es la episiotomía: se trata del corte que se hace en los tejidos del periné (vagina y músculos superficiales) durante la fase de expulsivo del parto. El objetivo de esta incisión es facilitar la salida del feto. Sin embargo, no es cierto que este corte se haga en todos los casos.

La episiotomía no se realiza en todos los partos vaginales, tan solo si es necesaria. De hecho, la Organización Mundial de la Salud, recomienda que solo se realice en los casos estrictamente necesarios, de forma selectiva y no por simple rutina.

También hay que decir que a veces no se realiza, pero se produce un pequeño desgarro. La mayoría de las episiotomías y desgarros leves cicatrizan bien y curan sin problemas en poco tiempo.

¿Se puede evitar la episiotomía?

Actualmente se sabe que la mujer puede adoptar algunos hábitos o prácticas que ayuden a prevenir le episiotomía o, al menos, hacer que sea lo más leve posible. Para ello son muy importantes los masajes perineales y los ejercicios de Kegel.

El masaje perineal realizado con productos y aceites específicos (hay diversas marcas en el mercado que cuentan con gamas especiales para ello) ayuda a aportar mayor elasticidad a los tejidos del periné, favoreciendo que la rotura o desgarro no se produzca durante el parto. Este masaje se debe realizar a diario y la matrona puede dar todos los consejos para llevarlo a cabo. En muchos casos es la pareja la encargada de realizar este masaje.

Los ejercicios de Kegel también son de gran ayuda, ya que aumentan la potencia y la fuerza de los músculos implicados en la fase de expulsivo durante el parto. Estos ejercicios consisten en diferentes movimientos y técnicas de contracción y relajación de la musculatura perineal. Puedes saber más sobre cuándo y cómo hacer estos ejercicios en nuestro articulo: Ejercicios de Kegel.

¿Se puede evitar un desgarro durante el parto?

Para tratar de evitar que se produzca un desgarro durante el parto, también es importante tener en cuenta algunos factores:

-El masaje perineal, tal y como comentábamos antes, es un gran aliado.

-El médico puede ayudar durante el expulsivo aplicando un paño mojado en agua caliente sobre el periné para abrir los vasos sanguíneos y aumentar la elasticidad del mismo.

-Al final del empuje es necesario hacerlo de forma más suave y más despacio.

En nuestro artículo "Cómo evitar un desgarro durante el parto" puedes encontrar muchos más consejos e información al respecto.

Si nos han realizado una episiotomía, lo único que hay que hacer es tratar de llevar a cabo una buena higiene y cuidados, como los que detallamos a continuación:

Para que cicatrice bien:

• La zona debe lavarse lo antes posible tras el parto. Las enfermeras de la planta te dirán cuándo te puedes levantar para ducharte.
• Conviene realizar la higiene de la zona genital dos veces al día. No es necesario que te laves cada vez que vayas al wc. El exceso de humedad podría macerar y humedecer en exceso la zona, y entorpecer la cicatrización
• Es mejor que te asees en la ducha con la mano. Si lo haces en el bidé, que sea con el agua corriendo del grifo, no con el agua retenida, porque aumenta el riesgo de infección.
• No utilices desinfectantes, ni antibióticos ni antisépticos (y nunca yodo), tan solo jabones suaves de glicerina o con el ph similar al de nuestra flora vaginal.
• La ropa interior debe ser de algodón o fibras naturales, y puedes utilizar compresas textiles, o con la menor cantidad de plástico posible.
• La herida de la episiotomía debe estar lo más seca posible y limpia de secreciones, para que no se infecte. Sécala con una toalla de algodón suave. No es necesario utilizar secadores. Si te encuentras cómoda, puedes estar en casa sin ropa interior.
• No es necesario sobre flotadores ni asientos especiales. Es mejor adoptar posturas normales para que cicatrice con normalidad.
• Si tienes mucho dolor puedes tomar analgésicos (paracetamol, ibuprofeno, metamizol) aunque estés dando el pecho.
• Los puntos se reabsorben y se desprenden solos pasados unos 15 días.


La matrona de tu centro de salud vigilará el estado de los genitales tras el parto. Cuando te den el alta hospitalaria, pides una cita con ella. Si surgen complicaciones (infección, dehiscencia de la sutura…) ella lo controlará.

Respondido por Gema Magdaleno del Rey

Continúa leyendo