Mi hija no come ni aumenta de peso

Mi hija tiene 13 meses. Sigue con la lactancia materna a demanda. Empezó a comer sólidos a los 8 meses, en la guardería.  Allí come poco y en casa casi nada. La pediatra nos dice que no aumenta  de peso y que hay que controlarlo. También me dice que no debería darle pecho por la noche (duerme conmigo y está toda la noche enganchada al pecho), aunque en eso no le hago caso. ¿Debo preocuparme? Al nacer pesaba 3,200 Kg y media 48 cm. A los 2 meses pesaba 5,200 y media 4,330 Kg. A los 6 pesaba 7,420 Kg y media 63cm. A partir de los 8 meses se ha quedado estancada: a los 9 meses 8,600 Kg y ahora pesa 9 Kg. ¿Qué puedo hacer para que coma más? .

El experto responde:

Dice que su hija no come ni aumenta de peso. Afortunadamente ni una ni otra cosa son ciertas... como bien refiere en su carta.

Si su hija nació con 3,200 kg y ahora, 13 meses después, pesa 9 kg  quiere decir que ha ganado casi 6 kg desde entonces (decimos de forma orientativa que un niño pesa al año el triple que al nacimiento, y su hija está casi en esa cifra).

En cuanto a la longitud, la medida que indica para los seis meses era completamente normal. Luego, y no coincido con la opinión de su pediatra: su hija sí "aumenta".

Ahora,en este segundo añoque acaba de comenzar,el crecimiento es más lento que en el primero y, por tanto, no necesitan tanta cantidad de comidacomo en el primer año de vida. ¡Vamos apañados!

Lo que me sorprende siempre es que le echemos la culpa al pecho. Probablemente podría pasarnos igual aunque estuviera con lactancia artificial. Entonces le echaríamos la culpa al biberón. Pero ni una ni otra cosa sea probablemente cierta del todo.

De momento, como come poquito durante el día, ella compensa con la teta por la noche.

Me interesa más que está cuestión, que ya regulan bien la mamá y la niña, es quedurante el día se le ofrezca la comida con regularidad,que no sea exclusivamente triturados,que se le permita tocar los alimentos y usar los dedos,que vea a otros niños y a sus papás comer, que no sienta la "presión" sobre la comida...que su mundo no es sólo lo que come o no come. ¡Ay cuántas cosas nos perdemos en esas batallas!...

Sí quesugiero que durante el día no usen el pecho como alternativa a cuando no come bien-la noche es cuestión distinta-. Y si seguimos esas pautas, ella continuará su desarrollo. Irá creciendo al ritmo que su naturaleza marca, haremos que la angustia sobre la comida disminuya -también para la niña.

Respondido por Dr. José Manuel Moreno Villares

Etiquetas:

Continúa leyendo nuestras consultas...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS