Mi hijo tose y vomita cuando ve la comida

Desde hace un tiempo mi hijo, de 22 meses, cuando ve la comida empieza a toser para provocarse el vómito y si le obligan a comer, vomita. No le gusta comer, se aburre y deja de masticar. Con un año medía 72,5 cm y ahora mide 82 y pesa 11 kilos. ¿Qué podemos hacer?

El experto responde:

 

El peso y la altura del niño indican que su desarrollo es adecuado. En diez meses ha crecido casi diez centímetros, se mantiene en el percentil 25, que es donde estaba cuando tenía un año y su peso también es normal.

Ahora vamos con la primera cuestión: los niños a partir de los 18 meses, o más bien de la segunda mitad del segundo año, sufren una especie de «metamorfosis» en muchos aspectos de su vida y también en su actitud frente a la comida. Ya no quieren que les den las cosas, se empeñan en cogerlas ellos; les gusta vestirse solos; eligen con qué juguete quieren jugar, etc. Si tratamos de ayudarles, la respuesta suele ser «no». 

A esta edad son cambiantes en sus gustos, de repente puede darles por tomar todos los días un plato o por no querer saber nada del alimento que ayer mismo les entusiasmaba.

Además, esta es una etapa de transición a la comida de adultos, los purés les aburren y en trocitos comen menos cantidad que en puré... La buena noticia es que no necesitan comer tanto, porque el crecimiento en el segundo año no es tan rápido como lo fue en el primero.

Los vómitos son la forma de expresar su desacuerdo porque le obligamos (él sabe lo que necesita comer) o porque en la mesa seguimos tratándole como cuando era bebé. Si se sospecha que pueden deberse a un problema de salud, debe comentárselo a su pediatra.

Respondido por Dr. José Manuel Moreno Villares

Etiquetas:

Continúa leyendo nuestras consultas...

COMENTARIOS