Al bañar a mi hijo se le puso la boca morada

Un día, bañando a mi hijo de dos años, se le puso la boca morada. Al principio pensamos que era porque tenía frío, pero vimos que al día siguiente, que era una mañana calurosa, volvía a tener la boca morada y la parte superior de los dedos también. Fuimos a urgencias y un cardiólogo descartó una arritmia. Nos comentaron que no pasaba nada y que si le volvía a pasar fuésemos a un neurólogo o un hematólogo. ¿Es grave?

El experto responde:

Las causas por las que tu hijo pudo ponerse morado, son difíciles de determinar. Las más frecuentes, cuando esto ocurre de una forma esporádica, son: un pequeño atragantamiento, un espasmo de sollozo o de llanto en el que el niño no termina de romper a llorar, un cambio brusco de temperatura ambiental o del agua para bañarse.

En cualquiera de estos casos lo primero que hay que hacer es versi el niño tiene algún problema en los bronquiosque le haga recibir menos oxígeno o algún problema de corazón que le determine alguna anomalía circulatoria.

Esto es lo que descartaron en urgencias enviando al niño al cardiólogo. Al ser los resultados negativos se han eliminado las causas más serias y eso debe tranquilizarte.

Si tu hijo está sano, come y duerme bien y se desarrolla normalmente, no hay motivo aparente para vivir ese grado de intranquilidad. El pediatra ya sabe lo que pasó y si observara cualquier anomalía, le haría a tu hijo las pruebas necesarias para salir de dudas.

Respondido por Dr. Florencio de Santiago

Etiquetas:

Continúa leyendo nuestras consultas...

COMENTARIOS