Flúor, ¿de verdad es necesario?

He leído que el flúor puede tener efectos negativos en el desarrollo nerológico. He pensado no limpiar la boca de mi hijo en los primeros meses, como se recomienda ahora, sino más tarde.

El experto responde:

El flúor que ingerimos se une a la apatita, uno de los minerales que componen los dientes y forman otro más fuerte y resistente a las caries llamado fluroapatita.

La hipótesis de que el flúor que se añade al agua potable puede causar daños en el desarrollo del sitema nervioso -como inteligencia inferior o síndrome de hiperactividad con falta de atención- es antigua y por alguna razón se reaviva cdad cierto tiempo, pese a que no hay estudios serios que la avalen.

Se ha comprobado que el flúor en dosis seguras es inocuo, por eso muchos países han optado por añadir este mineral al agua potable y además recomiendan el uso de pastas dentífricas fluoradas.

Los padres debemos enseñar a nuestros hijos a lavarse los dientes desde que son muy pequeños, como muy tarde hacia los dos años, si no se comenzó antes. Eso no significa que haya que emplear pasta fluorada: utilizaremos solo el cepillo húmedo, sin pasta, porque los niños pequeños se la tragan y, si se usa una marca fluorada, en su organismo podría acumularse un exceso de flúor que sería tóxico.

A partir de los tres años, los niños ya son capaces de escupir la pasta dentífrica, si se lo pedimos; es buen momento para poner en su cepillo una pequeña cantidad (más o menos del tamaño de un guisante) de pasta que tenga una concentración de flúor muy baja.

Respondido por Dr. Florencio de Santiago

Etiquetas:

Continúa leyendo nuestras consultas...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS