¿Cuál es la temperatura normal del cuerpo?

Tomando la temperatura a mi hijo de 5 años me di cuenta que normalmente (sin estar enfermo) está entre 35,5ºC y 36ºC. ¿Cual es la temperatura normal? ¿Es peligroso que tenga una temperatura tan baja?

El experto responde:

niño midiendo su temperatura corporal
Foto Istock

Es muy frecuente que nos preguntemos cuál es la temperatura normal, sobre todo cuando hay niños en casa y nos desconcierta saber si unas décimas son alarmantes o pueden ser algo normal. Descubrimos más sobre la temperatura normal del cuerpo humano y la temperatura en niños.

La temperatura corporal de un niño, lo mismo que la de los adultos, se sitúa entre 36-37 grados tomada en axila o ingle, de 36,2 a 37,2 tomada en la boca y de 36,7 a 37,7 si se toma en el recto.

Si la tomamos en axila o en la ingle decimos que un niño tiene:

-Febrícula cuando la temperatura se sitúa entre 37-38 grados.

-Fiebre ligera entre 38 a 38,5 grados.

-Fiebre moderada entre 38,5 a 39,5.

-Fiebre alta entre 39,5 a 40,5 grados.

-Hiperpirexia si pasa de 40,5 grados.

El límite superior compatible con la vida se sitúa en los 42º. Como puedes ver la temperatura normal del ser humano no es una cifra concreta, sino que se sitúa en un margen entre 36-37 grados.

El hombre presenta un ritmo circadiano en el que la temperatura o la tensión varían según la hora del día. Se tienen unas décimas más altas a mediodía o al atardecer que de madrugada. Esto ocurre porque el organismo tiene un centro regulador de la temperatura en el cerebro, que actúa como un termostato, para que la temperatura corporal no sufra cambios bruscos y se mantenga constante en situaciones de frío o de calor.

Si hace calor o se hace mucho ejercicio, el centro regulador estimula a la piel para que enrojezca y aumente la sudoración eliminando ese calor excesivo.

Si por el contrario hace frío, los músculos del cuerpo se contraen para producir calor (el niño tiene escalofríos y tiritona). Aunque esto es científicamente así, no podemos sacar conclusiones absolutas.

En la práctica médica vemos que algunos niños durante el día presentan temperaturas por debajo de 36 grados encontrándose perfectamente sanos, como es el caso de tu hijo.

Esto significa que su termostato está situado a un nivel más bajo, pero no debes preocuparte por esta situación, pues no conlleva ninguna patología. Por ello no debes abrigarle más si el niño no lo solicita por tener sensación de frío.

No sé si a ti te ocurrirá lo mismo, pero alguna madre de estos niños nos dice que como su hijo tiene normalmente la temperatura más baja, si le sube a de 36,5 a 37 grados es que ya tiene fiebre.

Creo que en estos casos no deberías considerar que tu hijo está enfermo ni tomar ninguna medida para bajarle la temperatura.

Siempre debemos tener en cuenta que ante dudas, sospechas o incertidumbres, es mejor consultar con un experto y llevar al niño al médico, ya que la automedicación nunca es una solución recomendable. También es importante mantener la calma y observar los diferentes síntomas que pueda tener el niño, no solo la temperatura: debemos observar su coloración, su estado anímico y físico, si está cansado, si está irritable, si presenta mareos, vómitos, estado de confusión…es decir. Siempre debemos observar su estado de salud en general y, como decíamos, acudir al médico ante dudas.

Respondido por Dr. Florencio de Santiago

Continúa leyendo