¿Debo llevar a mi hija al oculista?

Ni mi marido ni yo ni nuestros hermanos tenemos problemas de visión, pero algunos sobrinos sí los tienen. ¿Debemos llevar a nuestra hija de tres años al oculista?

El experto responde:

Hay que sospechar un problema en la vista cuando el niño parpadea mucho, se frota a menudo los ojos o los tiene llorosos, irritados o enrojecidos, le molesta la luz del sol, se acerca o se aleja mucho cuando mira un cuento o tuerce el cuello cuando observa algo con atención.

Los niños con más riesgo de sufrir algún problema de visiónson los que han sido prematuros o han pesado poco al nacer y han estado mucho tiempo en la incubadora, los hijos de madres que han sufrido infecciones durante los primeros meses del embarazo y los que tienen antecedentes familiares de estrabismo, miopía o hipermetropía.

Si tu hija tiene alguno de esos síntomas o de esos factores de riesgo, lo mejor es pedir cita con el oftalmólogo ya. Con tres años, ya puede colaborar con el oftalmólogo durante la exploración.

Respondido por Dr. Florencio de Santiago

Etiquetas:

Continúa leyendo nuestras consultas...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS