Mi bebé tiene pies aductos, ¿es grave?

Mi hija de dos meses nació con los pies aductos y el pediatra me ha mandado hacerle unos ejercicios varias veces al día. También me dijo que posiblemente tendría que utilizar aparatos especiales cuando empezase a andar. ¿Es un problema grave?

El experto responde:

A los pies aductos los médicos los llamamos metatarsus adductus, porque la deformidad se presenta en la parte anterior del pie (huesos del metatarso) y porque el pie está desviado hacia adentro. La punta de los dedos en vez de estar paralelos se están mirando entre sí.

Es una malformación frecuente, que se manifiesta desde el nacimiento y se produce por una posición anormal de los pies dentro del útero de la madre, en especial, si se sitúan de nalgas.

Esta deformidad se puede asociar con unadisplasia de cadera(2%), por lo que te recomiendo que le hagan a tu hija una ecografía de caderas si existen dudas.

Mi segundo consejo es queno coloques a la niña a dormir boca abajopues esta postura perjudica a sus pies y en ella, estadísticamente, es más frecuente la muerte súbita.

Existen dos tipos de pies aductos: el flexible y el rígido. En el primer caso podemosenderezar el piecuando le llevamos con las manos hacia afuera y en el segundo no lo podemos enderezar al hacer la misma maniobra.

Esto indica que en el segundo caso la articulación está rígida para permitir el movimiento del pie.

En un primer momento puede resultar difícil determinar si el pie aducto se va a recuperar de una forma espontánea o si se trata de una anomalía estructural más importante (pie rígido) que solo se recuperará con tratamiento.

En el caso del pie flexible hay que observar en los dos primeros meses su evolución, pues en la mayoría de los casos la deformación desaparece de una forma espontánea (90%).

Si en la exploración se ve una intensidad media o no desaparece en los primeros momentos, se indica a los padres larealización de unos ejercicios diarios de estiramiento pasivopara ayudar a que los tejidos blandos del antepie se estiren.

En los casos de pie rígido y cuando los ejercicios de estiramiento no logran resultados positivos está indicado el tratamiento con yesos correctores. Y en los casos en los que la rigidez es extrema hay que recurrir a la cirugía.

Cualquier deformación de caderas o pies es conveniente resolverla antes de que el niño comience la marcha.

Llévala a que un traumatólogo infantil detecte qué tipo de deformidad de los pies tiene tu hijo para que te indique qué tratamiento debe seguir.

Respondido por Dr. Florencio de Santiago

Etiquetas: niño

Continúa leyendo nuestras consultas...

COMENTARIOS