Tiene 8 meses y no duerme más de 4 horas seguidas

Mi hijo tiene 8 meses y no duerme más de 4 horas seguidas cada noche. A la hora de dormir hacemos todas las rutinas y el niño no tiene ningún problema para dormirse. Pero en mitad de la noche, se despierta, llora y grita mucho, a veces hasta 6 veces. Hemos intentado todo, pero no hay forma de que se duerma y cuando consigo dormirlo (al pecho o con un biberón) vuelve a despertarse cuando pasa una hora. ¿Qué hago?

El experto responde:

Todos los niños de esta edad se despiertan a lo largo de la noche varias veces, aproximadamente cada vez que cambian de fase de sueño, y esto ocurre entre 5 y 7 veces por noche.

La diferencia entre los niños que reclaman a sus padres en esos despertares nocturnos y los que no lo hacen, es que los primeros no saben calmarse solos y necesitan a alguien o algo para volverse a dormir y lo segundos lo saben hacer solos.

A veces, los niños lloran, se muestran agitados y cuando los padres acuden no los pueden calmar.Pueden estar con los ojos abiertos o no y cuando los intentan tranquilizar se excitan más.Es muy importante saber si vuestro hijo está despierto por completo o si está confuso y solo está despierto a medias (lo que llamamos un despertar confusional, donde el niño se queja e incluso llora, pero no es consciente de lo que está pasando porque en el fondo está dormido).

Para poder distinguir si es un despertar normal o no, deberíais observar qué ocurre con vuestro hijo durante una semana en estos despertares, intentando no interactuar con él hasta estar bien seguros de que está despierto.

-Si se trata de una parasomnia y el niño realmente no está despierto, al cabo de un tiempo (entre 15 y 20 minutos) él solo se volverá a dormir sin que vosotros tengáis que hacer nada.

-Si no es así, se despertará y se serenará cuando lo cojáis en brazos.

En caso de que vuestro hijo sufriese parasomnias que no remiten, sería conveniente que hablaseis con un profesional experto en sueño para que haga un seguimiento del niño.

Por otro lado, si os cercioráis de que el niño está completamente despierto y solo se tranquiliza con el pecho, habría que plantearse si por el día o al inicio de la noche también se duerme succionando el pecho.

Si es así, hay que separar el hábito de comer y el de dormir. Para ello, no debéis permitir que el pequeño se duerma succionando y si lo hiciera, hay que despertarlo y favorecer que concilie el sueño de otra manera que no sea succionando. A ser posible que lo haga él solo.

A media noche, podéis tranquilizarlo ofreciéndole el pecho, pero sin permitir que se duerma con él en la boca y poco a poco acortar el tiempo que lo tenéis al pecho hasta que desaparezca el hábito.

Respondido por Dr. Gonzalo Pin

Etiquetas: bebé, despertares nocturnos, niño

Continúa leyendo nuestras consultas...

COMENTARIOS