Ser Padres

Mucho cuidado con las pantallas: uno de cada cinco jóvenes en riesgo de adicción

La pandemia ha traído consigo un aumento del uso de las pantallas por parte de los niños y los adolescentes. Una reciente revisión pone en preaviso del riesgo de adicción, mayor que nunca.

El riesgo de abuso de las pantallas es más alto que nunca. Al menos esa es la conclusión que se extrae del informe ‘Impacto de las pantallas en la vida de la adolescencia y sus familias en situación de vulnerabilidad social: realidad y virtualidad’, elaborado por Cáritas España hace tan solo unos días.
En concreto, el informe ha analizado los hábitos de consumo de pantalla de 930 jóvenes de entre 12 y 17 años en situación de vulnerabilidad y exclusión social y los datos ponen aún más de alerta a las familias que, en la actualidad, ven cómo sus hijos dependen, casi las 24 horas del día, de los dispositivos electrónicos y las pantallas.
Entre otros, han destacado la dificultad actual para diferenciar entre uso responsable, abusivo o adicción a las pantallas.

El riesgo de abuso de las pantallas aumenta entre los adolescentes

La edad a la que los adolescentes tienen acceso a las primeras pantallas, así como el tiempo promedio diario que pasan delante de ellas son dos de los elementos clave para entender ese aumento del riesgo: según la citada investigación, el 96% de los adolescentes de entre 12 y 17 años encuestados tienen móvil propio. De media, tuvieron su primer teléfono a las 11,4 años.
En cuanto al tiempo diario dedicado a ellas, el 36% de los chicos especifica que está delante de las pantallas más de seis horas diarias. “El análisis de estos datos despierta una doble alerta: por un lado, el acceso cada vez más temprano y por otro que la mayoría de aplicaciones y redes donde se abren perfiles son para mayores de 16 años, por lo que hay que enfocar la educación desde la infancia sobre su uso responsable”, explica Daniel Rodríguez, del Equipo de Estudios de Cáritas.
“El 19,1% de la adolescencia acompañada por Cáritas se encuentra en riesgo de uso adictivo, frente al 20% del conjunto de la población de entre 14 y 18 años de nuestro país”, argumenta el comunicado.

Consejos para reducir el riesgo de adicción a las pantallas

Teniendo en cuenta los resultados del estudio, así como las actividades que se han llevado a cabo todo este tiempo desde Cáritas, la propia ONG ha lanzado una guía online de consejos para que las familias puedan reducir el riesgo de que los adolescentes y jóvenes desarrollen una adicción hacia las pantallas. Resumimos algunos:
  • El mejor consejo, el que no nos cansamos de repetir, es el de que hay que dar ejemplo en casa: de poco sirve que no queramos que el niño establezca unas rutinas de uso responsable de las pantallas si nos ve a todas horas pendientes del Smartphone
  • Los límites y las rutinas saludables son muy importantes: “Establecer límites y normas consensuadas y realistas por parte de toda la familia, incluso que queden por escrito”, argumentan desde Cáritas como consejo probado
  • Observar los hábitos y las rutinas de los menores con las pantallas a fin de percibir posibles cambios y prevenir situaciones de riesgo que pudieran conducir a una adicción
  • Un consejo muy interesante que aportan desde la ONG es el de perder el miedo hacia todo lo que suponen las nuevas tecnologías, ya que las familias, habitualmente, se enfrentan a un tema totalmente desconocido para ellas. “No hay que sentir culpabilidades y sí tratar de tener conocimientos y competencias previas digitales, entendiendo que no tenemos por qué saberlo todo” , explican

La redactora de la web de Ser Padres está especializada en temas de salud infantil, crianza, embarazo, psicología y educación, desarrollando la mayor parte de su carrera profesional en Ser Padres y otros medios orientados al mundo educativo.

tracking