Ser Padres

Lomce: así es la reforma educativa

Estas son las claves del proyecto de Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) aprobado por el Consejo de Ministros. Ahora en 2016 el Congreso inicia el trámite para paralizar la implantación de la ley Wert.

Cuando termine el trámite parlamentario, la Lomce se convertirá en la séptima reforma educativa de la democracia. El objetivo del Gobierno es que esté aprobada en otoño para que se pueda cumplir el plazo preceptivo de diez meses para la adaptación curricular y empiece a aplicarse en el curso 2014-2015, dos años después de su presentación.
Según el ministro de Educación, José Ignacio Wert, se trata de un “cambio fundamental” en el sistema educativo en España, destinado a reducir los altos niveles de fracaso escolar (tenemos una tasa de abandono escolar del 24,9 por 100, cuando la media de la Unión Europea es del 13 por 100), mejorar la empleabilidad de los jóvenes y disminuir la dispersión del sistema, mediante 'un cambio de filosofía' en la distribución de competencias entre el Estado y las comunidades autónomas.

Los principales cambios que prevé la Lomce:

¿Cómo se financiará la reforma educativa?

La implantación de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa, que se realizará en el curso siguiente al de aprobación de la Ley, supondrá un coste consolidado de 255 millones de euros anuales, parte de los cuales se incorporarán, para ser cofinanciados, a la programación del Fondo Social Europeo correspondiente al período 2014-2020. Según el Gobierno, la mayoría de estos costes financiarán el nuevo personal necesario para poner en marcha las nuevas medidas que incorpora la reforma educativa.

Cultura de la responsabilidad y el esfuerzo

Según el Gobierno, la reforma educativa quiere potenciar la cultura de la responsabilidad y el esfuerzo de esta manera:
Para los alumnos:
Para los centros:
Para equipo directivo y docente:
Habrá que ver cómo se traducen estas medidas en la vida real de los centros educativos. Este Proyecto de Ley ha salido adelante con la oposición de Cataluña, País Vasco y las comunidades gobernadas por el PSOE, además del fuerte rechazo por parte de la comunidad educativa, principalmente del sector público, que ha protestado contra la Lomce con diferentes movilizaciones y protestas en los últimos meses.
Su punto álgido fue la huelga en Educación del pasado 9 de mayo, que movilizó a padres, profesores y estudiantes de todas las etapas educativas, desde Infantil a la Universidad, en contra de la reforma. En la galería puedes ver algunas fotos de esa jornada de huelga.

Y ahora en 2016

El Congreso inicia el trámite para paralizar la implantación de la LOMCE. A día 5 de abril de 2016, el Pleno del Congreso de los Diputados ha tomado en consideración la proposición de ley del PSOE para paralizar el calendario de implantación de la LOMCE.
Miles de estudiantes se manifiestaron este jueves 14 de abril en toda España contra la Lomce y el llamado 'Decreto 3+2'. Las protestas más numerosas han sido las de Madrid y Barcelona, donde cerca de 2.000 jóvenes han salido a las calles en la segunda jornada de huelga convocada por el Sindicato de Estudiantes en secundaria y universidades.

Huelga el 26 de octubre

Ahora se ha convocado otra huelga para el 26 de octubre la primera del curso escolar en la se opone a las pruebas de evaluación que fija la ley de eduación en vigor, la Lomce. Las reválidas son en tercero y sexto de primaria, al final de la ESO y del Bachillerato. Padres y estudiantes convocan la movilización. Sindicatos y oposición les apoyan. Las evaluaciones finales se ponen en marcha este curso aunque aún faltan detalles de su contenido y realización —el Gobierno en funciones aún no ha aprobado la orden que regula cómo serán las pruebas, para lo que se ha dado de margen hasta el 30 de noviembre—. En este primer año de implantación se aplicarán como prueba piloto (es decir, que no habrá que aprobarlas para conseguir el título) pero la de Bachillerato sustituye a la Selectividad.
También están llamados los profesores de cuatro comunidades autónomas (Madrid, Andalucía, Murcia y País Vasco) en una movilización general contra los exámenes de final de etapa de ESO (15 y 16 años) y Bachillerato (18 años) para la que los convocantes, el Sindicato de Estudiante, la Federación de Estudiantes Progresistas (FAEST) y la principal confederación de padres de la escuela pública, la CEAPA, han previsto manifestaciones en más de 40 ciudades.

¿Nuevo pacto por la educación?

Actualización LOMCE octubre 2016:
El 26 de septiembre se convocaron huelgas educativas a lo ancho y largo de España, huelgas que pedían una revisión de la reválida o, al menos, una revisión de los términos de la misma.
La Ley Wert no cuenta con el apoyo de ninguno de los implicados: educadores, alumnos y padres creen que se recaerá en el error de dar mayor importancia a una nota final que al esfuerzo realizado durante todos los ciclos escolares. El Congreso de los Diputados también rechaza de pleno esta reforma y todo lo que ella conlleva, la controvertida reválida entre otras cosas.
Debido a estas presiones y probablemente también por la situación de incertidumbre política que vivimos actualmente en el país, el Presidente en funciones Mariano Rajoy ha anunciado a día 27 de octubre de 2016 que paralizará los efectos académicos de la reválida, es decir, se realizará el examen pero en caso de que se suspenda no implicará la no obtención del título de ESO o Bachiller siempre que el alumno hubiese aprobado el curso académico correspondiente. Esta situación se mantendrá hasta que se consiga un nuevo pacto por la educación.

Qué va a pasar a partir de ahora

A principios de febrero de 2017 se creó en el Congreso una Subcomisión parlamentaria destinada a sentar las bases de ese nuevo pacto por la educación en el que todas las partes implicadas puedan estar de acuerdo. En ella comparecerán 82 personas representantes de los distintos agentes implicados: docentes, sindicatos, políticos, representantes de las familias, responsables de educación de las comunidades autónomas.
En principio, se fijó un plazo de seis meses para redactar un primer borrador de una futura ley orgánica, sin embargo a mediados de 2017 no conocíamos ninguna noticia al respecto.
El único cambio significativo que ha ocurrido hasta el momento es el cambio de la Prueba de Acceso a la Universidad por la EvAU o Evaluación de Acceso a la Universidad.
A marzo de 2018 la Subcomisión encargada de llegar a un acuerdo no consigue cerrar nada. El Pacto Educativo parece haberse roto en el Congreso después de que PSOE abandonase las reuniones de la Subcomisión al considerar insuficiente la propuesta financiera del PP de 5.000 millones de euros hasta 2025, partida que únicamente ha sido apoyada por el grupo parlamentario de Ciudadanos.
tracking