Ser Padres

Kourtney Kardashian cuenta su experiencia con la fecundación in vitro: Me ha llevado a la menopausia

La famosa empresaria se sincera en un avance del nuevo reality familiar que se emitirá próximamente en Disney+.

Kourtney Kardashian está intentando ser madre por primera vez junto a su pareja actual, el músico Travis Baker. La empresaria de 42 años, madre de tres fruto de su relación con Scott Disick, tratará este tema en la continuación del exitoso reality familiar (Keeping Up with the Kardashians) que se emitirá en Disney+ próximamente.
En un pequeño avance publicado en las redes sociales que después ha sido eliminado, la mayor del clan Kardashian-Jenner explica que le está resultando muy complicado quedarse embarazada pese a recurrir a la fecundación in vitro (FIV). “No ha sido la experiencia más increíble”, dice al respecto. Según explica Kourtney en dicho clip, ha experimentado los síntomas de la menopausia durante este tiempo en el que se ha sometido a tratamientos de fertilidad, y ella responsabiliza de ello a la medicación que toma  a raíz de ello.  “Las pastillas que me han estado dando me han llevado a la menopausia, literalmente”, apunta.

En el video no detalla cuál es el tratamiento o medicamento en concreto que considera que le ha llevado a sufrir síntomas como los sofocos, los cambios de humor o la dificultad del sueño, que son algunos de los más habituales en las mujeres que han alcanzado esta etapa vital.

Cambios en su cuerpo

Lo que sí dice Kourtney Kardasian en el adelanto del nuevo formato televisivo de la familia más mediática del mundo es que también ha sufrido un aumento de peso importante desde que se somete al tratamiento de fecundación in vitro. Se lo dice a su madre, Kris Jenner, a quien le confiesa también lo duro que ha sido lidiar con ello debido a su exposición pública en las redes sociales: “Es muy grosero comentar acerca del físico de otras personas cuando no sabes por lo que están pasando”, se sincera.
Sin ir más lejos, su propia hermana pequeña, Kylie Jenner, ha aparecido hace un día en Instagram para explicar lo duro que ha sido para ella el posparto de su segundo hijo, que nació el pasado día 2 de febrero. Jenner lo ha hecho, según ella misma explicó, para demostrar a sus más de 318 millones de seguidores en la red social que nadie está exento de la dureza de una experiencia como el embarazo, parto y posparto. Tampoco las Kardashian-Jenner.

Evidencias científicas que relacionan in vitro y menopausia

A falta de conocer qué medicamento relacionado con la fecundación in vitro es el que Kourtney Kardashian considera que le ha provocado síntomas premenopáusicos para comprobar en detalle sus posibles efectos secundarios, si podemos afirmar que entre los posibles efectos secundarios de estos tratamientos hay algunos compatibles con la menopausia.
Es el caso de los cambios de humor, uno de los destacados por el Instituto Europeo de Fertilidad en la lista de posibles efectos secundarios de la in vitro junto a náuseas, ocasionalmente vómitos, dolor leve en el lugar de la inyección, sensibilidad en las mamas y aumento del flujo vaginal, entre otros.
Quizá no sepas, además, que existe una patología clínica conocida como menopausia prematura. Es el cese permanente de la menstruación antes de los 40 años de edad. En un estudio reciente que profundiza en este cuadro clínico, el doctor JoAnn V. Pinkerton, de la University of Virginia Health System, explica que ocurre “porque los ovarios ya no liberan óvulos (ovulación) regularmente y pierden la capacidad de producir hormonas”.
Para las mejores que sufren menopausia prematura existe una posibilidad, aunque sea baja, de quedarse embarazadas. El doctor Pinkerton la cifra en un 10%, y no cierra la puerta a la posibilidad de que se queden embarazadas sin recurrir a la fertilización in vitro. “Algunas mujeres con insuficiencia ovárica primaria se quedan embarazadas”, señala.
En el mismo estudio se eleva al 50% la posibilidad de estas pacientes de quedarse embarazadas si recurren a la fecundación in vitro. “Con esta técnica, se implantan en el útero óvulos de otra mujer (donante) después de haber sido fertilizados en el laboratorio. También se administran estrógenos y un progestágeno o progesterona para que el útero pueda mantener el embarazo”, se expone en estudio.
De todos modos, es imprescindible ponerse en manos de profesionales cualificados médicos especializados en ginecología y fecundación in vitro ante cualquiera de los casos descritos, tanto si se produce un problema de salud relacionado con un tratamiento en marca o reciente, como si se produce el cese permanente de la menstruación en una edad todavía temprana para ello.
tracking