Ser Padres

Botiquín básico con niños en casa

Cuando se tienen bebés y niños en casa es importante tener un botiquín básico. Vamos a repasar cuáles serían los medicamentos y productos imprescindibles.

Contar con un botiquín de primeros auxilios en casa es fundamental, ya que puede ser muy útil cuando nuestro hijo/a se cae al suelo y se hace una pequeña herida. O cuando, por ejemplo, se quema con la plancha de la ropa o al tocar alguna cacerola al fuego. Pero, ¿qué debemos tener en cuenta? ¿Y qué es imprescindible incluir en él desde el primer momento?

Para las heridas

Foto: Istock

Botiquín básico con niños en casaFoto: Istock

Es seguro que nuestro peque se hará alguna herida en casa. Muchas veces son heridas leves que sólo deben lavarse, desinfectarse y cubrirse con algún apósito o tirita. Para curar las heridas os recomiendo que tengáis:
  • Gasas estériles. Os van a servir tanto para limpiar una herida como para hacer lavados oculares. Son más recomendables que el algodón.
  • Solución desinfectante a base de clorhexidina. Más recomendable que las soluciones de yodo.
  • Tiritas y apósitos. En el caso de estos últimos os recomiendo que tengáis de varios tamaños para que puedan adaptarse a la forma de la herida.
  • Suero fisiológico. Para familias con niños deberían venderlo por garrafas. Sirve para todo, limpiar nariz, ojos y, por supuesto, también heridas.

Para la fiebre o el dolor

Lo primero que necesitamos es un termómetro. Uno. Sé que han aparecido en el mercado multitud dispositivos para tomar la temperatura, pero la realidad es que la mayoría de padres refieren que las temperaturas que toman con su arsenal de termómetros no coinciden. Os recomiendo que tengáis sólo un termómetro, digital, de los que pitan al llegar a la temperatura máxima y ya está.
En cuanto a medicamentos debemos disponer de antitérmicos (para la fiebre) y analgésicos (para el dolor). Lo fundamental en caso de bebés en casa es el paracetamol ya que podemos usarlo a cualquier edad. El paracetamol dispone de múltiples presentaciones, pero con niños en casa yo suelo recomendar tener jarabe y supositorios.
El otro medicamento que te recomiendo tener es ibuprofeno. Además de analgésico y antipirético es también antiinflamatorio por lo que nos será especialmente útil en aquellos casos de otitis, faringitis…en los que además de haber fiebre hay inflamación. Se puede usar ibuprofeno a partir de los tres meses de edad, aunque la mayoría de pediatras recomendamos que, si se puede, se use a partir de los seis meses.
Recuerda verificar las fechas de caducidad y que los envases estén bien cerrados. Desecha restos de medicamentos como antibióticos que hayas usado anteriormente, en las farmacias encontrarás puntos de recogida para este fin. También te recomiendo actualizar las dosis que le tocan a tu peque por su peso, puedes aprovechar las visitas al pediatra para que te diga las dosis exactas o usar las calculadoras o aplicaciones para el móvil que hay actualmente.

Otros elementos a tener en cuenta

Te recomiendo tener en casa jeringas de diferentes tamaños, tanto para tomar dosis exactas de medicación como para hacer lavados oculares o nasales con suero fisiológico. También esparadrapos para asegurar gasas en caso de heridas que no puedan ser cubiertas por los apósitos.
Una crema específica para quemaduras también podría ser de utilidad. Otro producto recomendable es el suero oral en sobres que puede preparase con agua en caso de vómitos o diarrea.

En caso de bebés o niños con alguna enfermedad crónica

Foto: Istock

Cómo debe ser un botiquín con niños en casaFoto: Istock

El botiquín también se utiliza para guardar la medicación de uso ocasional que necesitan los niños con alguna enfermedad crónica. No quiere decir que sean enfermedades graves pero lo habitual es que en caso de niños con asma encontremos aerosoles o nebulizador, jarabes antihistamínicos en casa de niños con alergias o cremas con corticoide para brotes de dermatitis atópica.

¿Dónde colocar el botiquín?

Es recomendable que el botiquín esté dentro de una caja que sea fácilmente transportable. Intenta guardarlo siempre en el mismo sitio para que sea fácil encontrarlo.  Si el botiquín también contiene medicamentos para adultos es especialmente importarte que los niños no puedan acceder a él; podemos cerrarlo con llave o ponerlo a una altura donde no lleguen los niños pequeños.

¿Y si nos vamos de viaje?

En caso de viajes o periodos de vacaciones fuera de casa es recomendable llevar un botiquín con un contenido similar al descrito. Además no debemos olvidar la medicación niños con enfermedades crónicas o los medicamentos que tu pediatra te suele recetar si hay empeoramiento de estas enfermedades. En función del viaje que realicemos y el destino se valorará llevar productos como:
  • Protector solar.
  • Repelente de insectos y algún producto para aliviar sus picaduras.
  • Solución de rehidratación oral.
  • Medicación de urgencia para casos especiales: autoinyector de adrenalina para alergias de riesgo, anticonvulsivantes en niños epilépticos, etc.
Para terminar no olvides los documentos como tarjeta sanitaria de todos los miembros de la familia o seguros de viaje.

Licenciatura en Medicina por la Universidad de Córdoba, Especialidad en Pediatra en el Hospital Reina Sofía de Córdoba. Máster en Urgencias Pediátricas por la Universidad de Sevilla. Experiencia de 12 años en la consulta de Pediatría. Creadora de contenidos en YouTube e Instagram.

tracking