Ser Padres

Esta es la edad en la que los adolescentes se desconectan de la voz materna

Firmado por la prestigiosa Stanford School of Medicine, estudia el comportamiento cerebral de los menores de edad ante las voces de sus madres y de mujeres desconocidas.

Es probable que, si tienes hijos adolescentes, lo que te vamos a contar no te sorprenda. Pensarás, en ese caso, que no te hacían falta estudios científicos para corroborar algo que ya sabias en base a tu experiencia, pero ahora la ciencia ha hablado: ya sabemos a qué edad se desconecta el cerebro de los chavales de la voz materna.
Si hiciéramos una porra antes de compartir la conclusión a la que ya llegado un equipo de investigadores de la prestigiosa facultad norteamericana Stanford School of Medicine, muchos acertaríais. O al menos fallaríais por muy poco margen. Estamos seguros.

Las conclusiones del estudio

La investigación científica se titula A neurodevelopmental shift in reward circuitry from mother's to nonfamilial voices in adolescence (“Un cambio de desarrollo neurológico en el circuito de recompensa de la madre a las voces no familiares en la adolescencia”). El trabajo ha contado con una muestra de 46 menores con edades entre los 7 y los 16 años a los que los científicos sometieron a diversas pruebas para comprobar su actividad cerebral, dicta que los adolescentes se desconectan cerebralmente hablando de la voz materna a los 13 años.
El estudio consistía, entre otras pruebas, en poner a los niños y adolescentes participantes grabaciones de voz de sus madres y de mujeres desconocidas, de manera que los investigadores pudieran comparar sus reacciones. De lo que se percataron estos es de las enormes diferencias entre las respuestas a dichos estímulos auditivos de los adolescentes y de los niños más pequeños. Estas eran “totalmente diferentes”, explican los responsables de esta investigación que está dando mucho que hablar entre los expertos en psicología infantil y educación.
El estudio no define estas reacciones de manera subjetiva, atendiendo a la parte gestual por ejemplo, sino que se centra en la reacción cerebral. Y lo que concluye en este sentido es que en los menores de más edad las áreas del cerebro que se ocupan de la recompensa se activaron más cuando las voces que escuchaban eran las de mujeres desconocidas.
Además, han descubierto que también se estimulo más la zona del cerebro conocida como corte- prefrontal ventromedial, que tiene un acceso precoz a la información visual, de manera que está vinculada a las interacciones sociales. Sobre todo, se la relaciona con la percepción y la expresión de las emociones, siendo responsable, o al menos una de las áreas del cerebro implicadas en ello, de las decisiones emocionales: la motivación o la impulsividad, entre otras, son cuestiones conectadas con la corteza prefrontal ventromedial.
En este sentido, lo que viene a decir el estudio de la Stanford School of Medicine publicado en el Journal of Neuroscience, es que los adolescentes no desconectan de la voz materna por cuestiones negativas, sino por su interés en otras señalará sociales. En hacia los 13 años cuando el vínculo de seguridad paternal y maternal cambia en los adolescentes ya que se interesan por ampliar sus relaciones sociales. Este es, según los investigadores, "un proceso sano y normal de maduración", por lo que no debemos vincularlo, insistimos, a etiquetas negativas. Es parte natural y esencial de la entrada de los menores en una nueva etapa vital madurativa, la adolescencia.

Papá de dos niñas y periodista, la mejor combinación para que broten dudas, curiosidades, consejos efectivos (también otros que no lo son tanto) y experiencias satisfactorias que compartir en este espacio privilegiado para ello.

tracking