Ser Padres

Qué es Twich, la televisión a la que tu hijo adolescente se pasa el día enganchado

Netflix suena anticuado al lado de esta plataforma de emisiones en directo propiedad de Amazon que en origen se creó para los amantes de los videojuegos y que hoy en día hasta emite en exclusiva partidos de fútbol de la liga inglesa para todo Reino Unido.

Autor: Rubén García
Nació en el año 2011, pero pocas personas conocían entonces qué era Twich y con qué objetivo se lanzaba. Nueve años después, seis más tarde de ser adquirido por Amazon, su actual propietario, es la televisión favorita de los adolescentes (y de muchos veinteañeros también). A su lado, Netflix suena antiguo. Y eso para los padres de esta generación lo convierte directamente en ciencia ficción. Por eso vamos a intentar aportar luz sobre qué es y por qué les gusta tanto a los chicos jóvenes Twich, al que se pasan horas enganchados a través de sus dispositivos electrónicos.
Como padres, el entorno digital de un hijo adolescente siempre es más difícil de controlar que el físico, de ahí que sea tan importante conocer qué es Twich y en qué consiste, porque de Facebook, Twitter, Instagram o TikTok, unos más y otros menos, se conocen lo suficiente, e incluso son utilizadas habitualmente por los propios adultos. En cambio, Twich suena como muy lejano, y lo cierto es que en realidad es algo muy cercano para tu hijo. Por eso, lo mejor es estar preparado para saber que, de repente, puede que un día te diga que le gustaría pagar cinco euros al mes por suscribirse a su canal favorito.

Una gran comunidad

Twich es, para decirlo de forma sencilla y comprensible para todos los lectores, la mezcla perfecta entre Youtube y el tipo de interacción clásica del resto de redes sociales. A través de esta herramienta se pueden emitir contenidos en directo para una audiencia, que puede ser muy reducida, pero también multitudinaria, como ocurre en casos como concretos como el de Ibai Llanos, experto en eSports -deportes electrónicos- que es una auténtica referencia para los amantes de los videojuegos, entre los cuales se encuentran la amplia mayoría de los adolescentes. Aunque a ti, padre o madre de uno de ellos puede que no te suene de nada su nombre, para tus hijos es tan conocido como Messi. Suena fuerte, pero no es desproporcionada la comparación. Y es excelente para saber la dimensión y la capacidad de influencia del universo Twich.
Son los videojuegos la clave de por qué Twich ha conectado tan bien con los chicos jóvenes. En origen, la plataforma nació como una comunidad digital de contenidos audiovisuales centrada en este universo que cada vez tiene más adeptos. Ha sido recientemente cuando se ha diversificado, de ahí que también sea una herramienta de referencia para amantes del arte, del bricolaje o de la música, entre otras muchísimas disciplinas, ya que son cada vez los divulgadores y comunicadores que emiten en sus canales privados y exclusivos acerca de aquellas materias en las que son expertos.
De hecho, incluso personas dueñas de canales de Youtube exitosos, con un número alto de seguidores, han expandido su actividad a Twich porque es complementario a lo primero, ya que permite a la audiencia ver en directo, sin edición alguna, qué es lo que está haciendo en el momento de la emisión. Esto se puede hacer porque, dicho de forma vulgar para no expertos en informática, el streamer o creador de contenidos, como se conoce en Twich al responsable de cada canal, puede compartir su pantalla con su audiencia para que esta no se pierda detalle de la acción; esto es, se puede ver al mismo tiempo tanto la acción física a través de la webcam tradicional como lo que el emisor está haciendo en el ordenador. Y a todo esto hay que sumar la esencia de red social de Twich, que permite socializar de forma instantánea con otros usuarios a través del chat del canal en cuestión. Es, en definitiva, una nueva forma de televisión a la carta en la que la audiencia interactúa en tiempo real.

Cómo funciona

Más allá de las relaciones sociales que se puedan cultivar a través de Twich, para los progenitores de un adolescente el mayor riesgo reside en lo económico. Seguir los directos en la plataforma es gratuito, pero los usuarios se pueden suscribir por cinco euros mensuales que se pueden pagar siendo menor de edad. Las ventajas tienen que tiene ser suscritor depende del dueño de cada canal, pero dos ejemplos habituales son el acceso a los contenidos emitidos en diferido, a la carta, y el acceso al chat, que puede configurarse solo para suscriptores. También son tónica habitual los sorteos solo para suscriptores. Además de estos cinco, se puede donar la cantidad que cada usuario considere oportuno a tantos creadores de contenidos como se quiera, de manera que este sí es un aspecto que conviene controlar en el caso de los adolescentes.
La esencia de red social es también palpable en lo fácil que es registrarse en ella, tan fácil como en cualquier otra comunidad digital. Basta con abrir su sitio oficial, twich.tv y pulsar en la opción creada a tal efecto, ‘registrarse’. Pero, por si queréis familiarizaros con ella, para disfrutar de algunas en emisiones en directo a través de Twich ni siquiera es necesario registrarse, basta con sintonizarlas a través de la mencionada página web o descargando su versión escritorio o la aplicación en vuestros dispositivos móviles. Con pulsar en la opción ‘Ver’, la plataforma os ofrece qué se puede en directo en ese instante.
No solo es recomendable hacerlo por saber qué tiene tan enganchado a los adolescentes, sino porque es muy probable que dentro de mucho menos tiempo del que te imagines será Twich la plataforma que emita tu show o deporte favorito. En Reino Unido, sin ir más lejos, Amazon ha decidido emitir partidos de fútbol de la Premier League -equivalente a La Liga en España- en exclusiva a través de Twich, iOS o Android
¡Ya estás preparado para adentrarte en el “fenómeno Twic”’!
tracking