Ser Padres

Carta a los padres que están tristes porque su hijo empieza este año el cole

Si tu hijo va a empezar este año por primera vez el cole y tú te sientes triste, este texto es para ti.

No te preocupes, mamá, estará bien. Aunque todos sabemos que nuestros peques no pueden estar en un lugar más seguro que el colegio, a todos se nos encoje un poquito el corazón el primer día de clases. Sobre todo, si ese primer día de clases es el primero del resto de vida de nuestro pequeño.
Fuente: iStock

cartaFuente: iStock

Y es que, con esa primera despedida a la puerta del colegio nos damos cuenta de que el que hasta ahora era nuestro bebé, ha dejado de serlo. Que en su espalda empiezan a crecer lo que muy pronto serán las alas que le permitirán volar lejos del nido materno; de nuestra protección; de nuestro lado. Pero, ¿acaso no es eso la vida?
Si ha llegado el momento de que tu peque empiece el cole, o la guardería, por primera vez, hemos preparado un texto que esperemos te ayude con la pena y el sentimiento que nacerá en ti. Está basado en las palabras que dedica la escritora Shalene Roberts al medio Mother.ly.

Cuando la infancia se escapa de nuestros brazos

“Esta época del año (la vuelta al cole) tiene cierto peso (…) Estos días nos recuerdan fugaz que es la infancia”, dice la autora antes mencionada, alegando que son un recordatorio de la realidad de que nuestros hijos, por mucho que queramos, no serán pequeños para siempre.
Recuerda que, en el momento que nació tu hijo, tu corazón comenzó a caminar fuera de tu cuerpo. Pero recuerda también que has tenido la capacidad de dar raíces y alas a un niño que está aprendiendo a volar en este primer día de cole. Que será desgarrador para ti, pero que no estás solo: que hay muchos padres sintiendo lo mismo que tú. Que no serás el único que tendrás que limpiarte las lágrimas y que estas te harán más fuerte y serán una parte más de ese vínculo de apego seguro que estás estableciendo con tu pequeño desde que nació y que se prolongará para el resto de vuestras vidas.
“Un día miraremos atrás y veremos la gloriosa santidad de este proceso, pero hoy no es ese día”, afirma Shalene Roberts en el texto. “Hoy soltar es difícil. Así que agárrate a la tristeza”.

Dale alas para volar y raíces para volver

En este primer día de clases, más que nunca, hay que tener presente esta cita de Simone de Beauvoir, escritora francesa: “Los hijos no son el juguete de los padres, ni la realización de su necesidad de vivir, ni sucedáneos de sus ambiciones insatisfechas. Los hijos son la obligación de formar seres dichosos”. Y es que, igual de importante es el sentimiento de cuidado, mimo, cariño y protección que siempre querremos dar a nuestro pequeño, como la capacidad de dejarle volar por sí mismo y encontrar su lugar en el mundo, tal y como un día nuestros padres nos dejaron hacer a nosotros.
Y sobre todo, recuerda, llora, suelta, desahógate, el periodo de adaptación no solo es cosa de niños: también es cosa de padres. Permítete tiempo para adaptarte a la nueva situación y confiar en ella, pero cuando vayas a recoger a tu hijo no te olvides de abrazarle, besarle y recordarle que todo está bien.

La redactora de la web de Ser Padres está especializada en temas de salud infantil, crianza, embarazo, psicología y educación, desarrollando la mayor parte de su carrera profesional en Ser Padres y otros medios orientados al mundo educativo.

tracking