Ser Padres

Los mejores patinetes para iniciar a tus hijos

Ya te contamos todo lo referente a la parte teórico de cómo escoger el modelo perfecto para tu pequeño, pero ahora te lo pones un poquito más fácil si cabe al compartir contigo una selección de diez modelos de patinete que son toda una garantía de éxito.

Autor: Rubén García
Hace poco te dimos todas las claves sobre cuándo empezar y cómo elegir patinete para tus peques. Te explicamos, entre otras cosas, cómo son los dos tipos de diseño más extendidos, con dos ruedas en el eje delantero o solamente una; las ventajas y desventajas de cada caso; y también cuáles son mejores en función de la edad y por qué. Pero no te pusimos ejemplos concretos. Nos quedamos con las ganas y por eso le vamos a poner solución en este tema.
No nos vamos a enrollar mucho en la introducción del mismo porque la parte teórica de este hobbie que no hay niño que no disfrute, y algunos desde bien pronto -a partir del año y medio ya hay peques que se animan a montar-, ya está toda dicha, y para la parte práctica lo mejor que podemos hacer es ir al grano. ¿Cómo? Con una recopilación de diez modelos de patinete que sabemos que son una inversión segura.
Como ocurre en la mayoría de productos, no siempre el precio es el factor que hay que tener más en cuenta. Importan más otros también en el caso de los patinetes. Por descontado, la edad del crío que lo va a utilizar, pero también el rango de edad para el que esté recomendado es importante, sobre todo si no queréis acumular muchos trastos en casa. A veces es más rentable pagar un poquito más por uno que pueda utilizarse desde los dos a los ocho años, por ejemplo, que otro con un recorrido en el tiempo más limitado que cueste la mitad.
Más allá de este tipo de detalles, tienen su peso en la decisión factores técnicos. El primero de la lista, el diseño, ya comentado al comienzo del texto, pero también el material en el que está fabricado -tanto la estructura como las ruedas- o si tiene, por ejemplo, sistema de frenada accesible para niños pequeños. También entra en este punto la posibilidad de escoger un modelo eléctrico si es para niños grandes, aunque si la prioridad es fomentar la actividad física, nada como un modelo sin ayudas externas al movimiento.
Por último, aunque no debería ser tan importante como el resto de detalles mencionados, también cuenta el factor estético, sobre todo entre dos modelos similares. Y no solo estamos hablando de colores o estampados, que pueden ser decisivos a ojos de los futuros patinadores, es que también hay diseños en el mercado que incorporan detalles estéticos como la luz para brillar en la oscuridad, que encima también tiene su función práctica en caso de que se haga de noche cuando se salga a jugar con él. Sobre todo a partir del otoño, cuando la noche se echa encima poco después del final del horario escolar.
tracking