Ser Padres

Etiquetas y sellos para marcar la ropa de los más pequeños

Son la solución perfecta para lo que antes era una tarea tediosa, aburrida y que no dejaba buen resultado si no era cosiendo el nombre del niño a las prendas del cole, y encima el resultado estético es inmejorable.

En plena vorágine llega siempre el mes de septiembre, cuya primera semana es una locura para las familias con hijos, ya que se amontonan las tareas por hacer que en agosto no había ganas de resolver. Las vacaciones son para disfrutar. El único peaje de esto es que se junta la vuelta al trabajo con la del cole, y sobre todo esta última requiere ponerse a punto, como los coches de carreras antes de que se ponga el semáforo en verde. Y eso conlleva compras y prisas a partes iguales. De libros, de mochilas, de agendas, de zapatillas, de ropa… que luego hay que poner a punto, por lo menos marcándola con el nombre del peque que lo va a llevar.
De lo contrario, en la primera semana ya le faltará la típica chaqueta de entretiempo que en las primeras semanas pasa más tiempo quitada que puesta. Antiguamente, esta tarea de marcar la ropa era un suplicio si no se disfrutaba cosiendo porque o se hacía así y entonces luego había que descoserla si luego la heredaba un hermano pequeño; se utilizaban las típicas tiras que se adherían planchándolas a la ropa; o se tiraba por la calle de en medio recurriendo a un rotulador permanente y al único espacio libre en las etiquetas, entre las instrucciones de lavado o de la talla, para poner las iniciales aunque fueran torcidas.
Pero de un tiempo a esta parte se ha puesto solución al “problema” con los sellos permanentes y las etiquetas adhesivas que son una bendición. Rápidos, cómodos, bonitos y no especialmente caros. Ahora, con ellos, en unos minutos tienes resuelta la papeleta y encima con un resultado estético sobresaliente. Es raro que todavía haya mamás y papás que no los hayan descubierto aún, pero si es así, de verdad, no perdáis más el tiempo y abrazarlos cuanto antes, porque son una pequeña salvación en medio del terremoto de esta época del año.
Además, son un recurso fenomenal también para el resto del curso, donde siempre hay que volver a marcar alguna prenda más porque ha habido que reforzar el armario ante el crecimiento del niño o simplemente porque ha destrozado la ropa anterior, que es bastante típico también en los más pequeños.

Periodista y mamá de dos niñas con las que aprendo cada día. ¿Conoces esa frase que dice “nada te prepara para ser madre pero ser madre te prepara para lo que sea”? Real como la vida misma.

tracking