Ser Padres

Cuentos para aprender a gestionar el miedo

Algo tan complejo como esto y que aparece tan pronto en la vida porque es básico para la supervivencia del ser humano, es necesario trabajarlo desde la niñez, y la literatura infantil es un gran aliado para ello.

Miedo, incertidumbre, dudas, temores… son todos conceptos similares que están muy presentes en la vida del ser humano desde la niñez. Eliminarlos es imposible, sería una locura incluso porque son vitales para la supervivencia, pero limitarlos y, sobre todo, aprender a gestionarlos, son una necesidad. Y la lectura es una herramienta muy eficaz para ayudar a nuestros hijos a hacerlo.
No quiere decir que los cuentos vayan a enseñar al 100% a los peques a convivir con el miedo, porque esta es una sensación con la que uno nunca termina de manejarse con soltura, ni siquiera en la vida adulta. Conlleva, casi siempre, situaciones nuevas o desconocidas, y ante eso siempre hay un límite donde el autocontrol no puede llegar. Sin embargo, sí se puede trabajar poco a poco, gotita a gotita, para que ese límite esté lo más próximo posible al control total. Y teniendo en cuenta lo complicado que es trabajar este tipo de conceptos con los más pequeños, los cuentos son uno de los grandes aliados de maestros y padres a la hora de afrontar tan ardua y compleja tarea.
Siempre que tenemos ocasión insistimos en las innumerables ventajas que la literatura infantil aporta en el proceso de aprendizaje de los niños. No ya sus beneficios culturales, sino las referencias que ofrecen a sus noveles lectores, cuyas mentes tienen muchos huecos vacíos que rellenar con ejemplos sólidos, tangibles, para poder conectar las ideas y los conceptos unos con otros.
Y es tanto lo que la literatura infantil aporta que nunca podremos ponerla en valor tanto como se merece. No hay temática que no se pueda trabajar con al menos diez o doce títulos distintos, muchos de ellos desconocidos para los padres, de ahí que intentemos acercaros todos los que podemos a menudo. En este caso, vamos a hacerlo con diez cuentos específicos para trabajar el aprendizaje de la gestión del miedo.
Hemos tratado, como es costumbre en estos casos, de dar forma a una selección amplia en lo que respecta a las edades recomendadas de los cuentos para que en casa podáis dar continuidad a la lectura en distintas etapas, pero con especial atención a la horquilla comprendida entre los 3 y los 6 años, cuando el mundo emocional es una tormenta que no amaina fácilmente.

Periodista y mamá de dos niñas con las que aprendo cada día. ¿Conoces esa frase que dice “nada te prepara para ser madre pero ser madre te prepara para lo que sea”? Real como la vida misma.

tracking