Ser Padres

Tips efectivos y sencillos para educar sin prohibir

Aunque a veces pueda resultar difícil encontrar el equilibrio entre ser amable y poner límites y normas a nuestros hijos, te prometemos que es posible hacer ambas cosas a la vez. Estos tips son perfectos para educar sin prohibir.

Autor: Lorena García/ Marta Moreno
En el mundo de la educación cada vez es más sonado eso de educar sin gritos y sin prohibir. Pero, qué difícil es lograr el equilibrio entre ser amable con nuestros hijos y, a la vez, ser capaces de establecer unas normas claras y unos límites sanos para todos los miembros de la familia.
Una de las formas de alcanzarlo es a través de la empatía. Ya sabes, la capacidad de ponerse en el lugar de otra persona aunque no estemos de acuerdo con su punto de vista. De acuerdo al libro Castigar no es Educar (Ed. La Esfera de los Libros), de Lorena García, esta capacidad está muy relacionada con la escucha activa: vía por la que podemos llevar a los niños a desarrollar su competencia empática.
De hecho, de acuerdo al mismo libro, si queremos escuchar activamente no debemos demandar la atención del pequeño que, muy probablemente, no sea capaz de dárnosla. Al contrario, somos nosotros, como adultos, los que tenemos que demostrarle que somos capaces de escucharle, de interesarse por él y de no juzgar sus puntos de vista.
Además de la empatía, es muy importante que eliminemos por completo el las prohibiciones si hemos elegido un modelo de crianza en positivo. ¿Por qué? Pues porque se ha demostrado que prohibir es sinónimo de coartar la libertad del otro y privarle de sus límites. Por tanto, el niño dejará de hacer eso que le prohibimos simplemente porque sabe que, desobedeciendo, tendrá consecuencias mayores, no porque verdaderamente no desee hacerlo.
Nuestro papel como padres será conseguir lo último pero, en ese afán de educar sin ser demasiado restrictivos, es normal que surjan las dudas y las inseguridades de los padres sobre cómo establecer normas de convivencia y límites sin prohibir. Es decir, sin decir no‘.
Por eso, hemos contactado con Lorena García, educadora infantil y certificada en Disciplina Positiva, para que nos dé algunos tips basados en los principios de la Disciplina Positiva, la filosofía educativa y de vida apta para cualquier tipo de relación y que se establece como uno de los orígenes de la educación sin prohibiciones. Todos tienen un denominador común: educar sin prohibir.
¡Te retamos a que comiences a practicarlos en casa!
tracking