Ser Padres

Cuida lo que ve tu hijo en internet: podría provocarle sobrepeso

Un nuevo estudio acaba de afirmar que más del 90% de la comida y bebida que se anuncia en canales de vídeos infantiles pertenecen a comida basura no saludable para nuestros hijos. ¿Las consecuencias? Sobrepeso y obesidad que podría extenderse hasta la etapa adulta.

¿Sabías que, aproximadamente, el 97% de los alimentos que se dirigen a los niños no son recomendables para su salud? Es la conclusión que se extrae de un estudio realizado en la Universidad Miguel Hernández en el que se analizaron más de 3000 alimentos.
Esta no es la única cifra alarmante: el estudio ALADINO 2019 ya pone de jaque la obesidad infantil: el 40% de niños de entre 6 y 9 años son obesos y, de ellos, el 60% aproximadamente seguirá teniéndolo en la etapa adulta.
Son datos preocupantes cuanto menos que se ven agravados con una realidad a la que asistimos y de la que también se ha hecho eco la ciencia: los ‘niños influencers’, que aparecen en las redes sociales que consume la infancia habitualmente, hacen publicidad de alimentos poco saludables para los niños y eso crea, por supuesto, un efecto de deseo que incita a consumirlos.
Este dato lo extraemos como conclusión de un estudio reciente publicado en la revista ‘Pediatrics’ y llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Nueva York. El mismo se ha llevado a cabo con el fin de servir de altavoz para conseguir normativas y leyes que regulen la publicidad de los canales de niños en redes sociales.

¿Cómo se llevó a cabo el estudio?

Para llevar a cabo el estudio, el grupo de investigadores realizó una acotación de los cinco canales infantiles de YouTube más vistos a lo largo del mundo. Los mismos están pensados para pequeños de hasta 14 años.
De ellos, tomaron una muestra de 179 vídeos en los que se mostraba alguna comida y la sorpresa llegó al darse cuenta de que el 90,3% de los alimentos que se anunciaban correspondían a marcas poco saludables. De todas, la comida basura fue la más frecuente que encontraron y, después de ella, los chocolates y los refrescos completaron el pódium.
Hablan, por ejemplo, de la gran publicidad que se hace a cadenas de comida rápida como McDonalds’s, Coca-Cola o M&M’s.
“Los niños ‘influencers’ generan millones de impresiones de marcas de alimentos y bebidas poco saludables a través de la colocación de los productos en sus canales”, afirman los propios investigadores.
Por eso, creen que se debería fortalecer la regulación de este tipo de publicidad: “la Comisión Federal de Comercio debería fortalecer las regulaciones con respecto a la aparición de estos productos en los vídeos de YouTube con niños pequeños”, comentan.

¿Se está trabajando en una regulación de este tipo de publicidad?

En España, podríamos decir que sí. Al menos, eso es lo que se cuenta en el estudio ALADINO 2019, llevado a cabo por el Ministerio de  Consumo y la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición. Sin ir más lejos, hace poco saltó a la luz la incipiente implantación de la etiqueta Nutri-Score en los alimentos: un código de cinco colores que van desde el verde hasta el rojo para que el consumidor pueda hacerse una idea de la calidad nutricional del producto antes de comprarlo.
“Somos conscientes de que debemos redoblar los esfuerzos, con el convencimiento de que es totalmente necesario y posible seguir reduciendo la prevalencia de sobrepeso y obesidad en España”, afirman los autores. En esta línea, también cuentan que tienen fiel compromiso con el refuerzo del control de la publicidad de alimentos y bebidas dirigidas a niños.
Pese a ello, influencers nutricionales como Carlos Ríos siguen incesantes pidiendo aun más normativa en el tema: “Paren la publicidad de ultraprocesados dirigidos a niños. Más de un 80% de los niños consumen diariamente productos ultraprocesados”, comentaba en una de sus publicaciones de Instagram.

La redactora de la web de Ser Padres está especializada en temas de salud infantil, crianza, embarazo, psicología y educación, desarrollando la mayor parte de su carrera profesional en Ser Padres y otros medios orientados al mundo educativo.

tracking