Ser Padres

Después de 14 hijos varones… ¡llegó la niña a esta familia!

Hay sucesos que no dejarán de sorprendernos y este es uno de ellos. Una familia que intentó que llegase una niña a sus vidas y, después de 14 chicos varones, ha llegado el momento por fin. Te contamos su historia.

“Estamos llenos de alegría y más que emocionados de sumar a Maggie Jayne a nuestra familia”. Estas son las primeras palabras públicas de una familia que ha conseguido dos de sus sueños: ser familia numerosa y añadir una niña, aunque haya llegado en el puesto 17.
Y es que, historias como esta demuestran que los sueños siempre llegan, aunque tarden en hacerlo. Kateri y Jay Schwandt se conocieron en el instituto y, desde que empezaron a salir, tenían una cosa clara: querrían ser una familia numerosa.
Dicho y hecho. Antes de terminar la universidad ya tenían tres hijos, a los que se irían sumando todos sus hermanos hasta hoy, que ha nacido el quinceavo. ¡Alegría por partida doble! Y es que, lo curioso de esta familia es que han tenido que esperar a que nazca su último hijo para encontrar a la niña que tanto tiempo estaban deseando encontrar. Una niña a la que han puesto por nombre Maggie Jayne. Su hermano mayor se ha encargado de explicar el por qué: el primer nombre, tal y como él mismo confiesa, es un homenaje a su madre, que se llama Margaret y, el segundo, es una variación de Jay, el nombre del padre.
No es la primera vez que protagonizan titulares. Cada vez que da la bienvenida a un nuevo miembro, algún medio cuenta su historia centrándose, casi siempre, en el sexo del bebé. De hecho, incluso tienen su propio programa de televisión en directo: “14 Oudoorsmen”. ¿Cambiarán ahora el nombre?

Eligen no saber el nombre del bebé

En 2018, con motivo de la llegada al mundo del que hasta ahora era su último hijo, el matrimonio le confesó a WOOD-TV que nunca quieren saber el sexo del bebé antes de que nazca. “Los chicos disfrutan”, afirmaban. Según Jay, “juegan” a pensar e intentar averiguar si tendrán un hermanito o una hermanita y, también, a imaginarse los cambios en su vida si es niña.
De hecho, después de nacer Jayne, su hermano mayor, Tyler, confesó a Free Press que sus hermanos pueden tardar, incluso, años en adaptarse a la llegada de este nuevo miembro: “sobre todo a la hora de bajar la tapa del WC”, dijo.

Una historia de amor con final feliz

Los Schwandt se casaron en 1993, después de conocerse en el instituto. Como decimos, antes de acabar los estudios universitarios ya tenían a sus tres primeros hijos. En la actualidad, los dos miembros de la pareja tienen 45 años y 15 hijos: el primero Tyler, seguido de Zach, Drew, Brandon, Tommy, Vinny, Calvan, Gabe, Wesley, Charlie, Luke, Tucker, Francisco y, ahora, Jayne.

La redactora de la web de Ser Padres está especializada en temas de salud infantil, crianza, embarazo, psicología y educación, desarrollando la mayor parte de su carrera profesional en Ser Padres y otros medios orientados al mundo educativo.

tracking