Ser Padres

Las fotos que demuestran las diferencias en la alimentación infantil alrededor del mundo

¿Alguna vez te has parado a pensar en la variación entre la alimentación de un niño de Europa y uno de África o de Asia, por ejemplo? El fotógrafo Gregg Segal sí lo ha hecho y, cámara en mano, ha dado la vuelta al mundo en busca de las diferencias en la alimentación infantil que pueden provocar diferencias en el desarrollo de los niños.

En 2015, la Universidad de Cambridge llevó a cabo un estudio que pretendía identificar los países con las dietas más saludables del mundo. ¿La sorpresa? Los resultados demostraron que 9 de los 10 países con las dietas más saludables se encuentran en África, donde la alimentación a base de frutas, verduras, legumbres o frutos secos, entre otros, son la base de la alimentación.
En contraposición, los expertos nombraron a diferentes países de Estados Unidos, donde casi el 60% de las calorías que se consumen provienen de alimentos ultraprocesados. Un dato interesante: solo el 1% de esas calorías encuentran su origen en las verduras.
Estos datos, unidos a otros provenientes de estudios científicos que se empeñan en declarar que la mayor parte de las enfermedades cardiovasculares, obesidad y diabetes provienen de la alimentación adquirida durante la infancia, llevaron al fotógrafo estadounidense Gregg Segal a querer saber más. Cámara en mano, recorrió nueve países del mundo en busca de las diferencias en la alimentación de la infancia y los resultados, reunidos en el libro ‘Daily Bread’ son, cuanto menos, sorprendentes.
Así, animó a un grupo de niños de diferentes partes del mundo a apuntar una especie de diario de absolutamente todo lo que se hubieran llevado a la boca durante una semana. Al finalizar los siete días, el fotógrafo les pediría que posaran rodeados de todos esos platos que habían apuntado en su diario. Sería una pequeña muestra de la alimentación infantil en ese país.
“Me he centrado en los niños porque los hábitos alimenticios que se forman cuando somos jóvenes duran toda la vida y, a menudo, abren el camino a problemas de salud crónicos como la diabetes, las enfermedades cardiacas y el cáncer de colon”, afirma el autor en la página web del proyecto. “He encontrado comunidades en la que las comidas caseras son el cimiento de la familia y de la cultura, en las que el amor y el orgullo se sienten en los aromas de los caldos, de los guisos y del curry”, explica.
Cuenta que después de recorrer gran parte del mundo ha encontrado regiones donde la comida casera nunca será sustituida por la comida basura. “He encontrado comunidades donde los niños están más sanos cuando la mano que mueve la olla es la de mamá, la de papá, la de abuela o la de abuelo”.
Os mostramos a continuación unas cuantas imágenes impactantes de las diferencias entre unos países y otros.
Si queréis descubrir la obra completa, la podéis encontrar en este enlace.
tracking