Ser Padres

Las multas más habituales en las carreteras españolas

Conducir con el móvil, el exceso de velocidad o no llevar la ITV en vigor son algunas de las acciones que provocan más sanciones en España.

La mayoría de conductores ha tenido que pagar una multa alguna vez. ¿Quién no ha dejado el coche en doble fila o mal aparcado para entrar un momento al súper y, al volver, ha visto la multa en el parabrisas? Entre los motivos más habituales están el exceso de velocidad al ser cazados por algún radar, sea o no móvil, o la circulación sin la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) al día. En muchos de los casos, si no se ha incurrido en fracciones tipificadas como ‘muy graves’ las cuantías no son excesivas y pueden servir para aprender una valiosa lección.
Se acerca el verano, época de desplazamientos en coche, máxime durante estos tiempos de pandemia, en los que viajar con el vehículo privado se antoja uno de los métodos más efectivos y más cómodos, eligiendo destinos más o menos próximos. Muchas familias apuestan por descubrir España al volante, y todo el abanico de opciones que ofrece a nivel turístico, gastronómico y natural. Con opciones para todos los gustos, en verano los desplazamientos se multiplican y, con ellos, también los percances en la carretera, los accidentes y las sanciones. Por mucho de que las multas estén mal consideradas por la mayoría de la población, es de recibo admitir que, en muchos casos, sí cumplen esa función preventiva que ha permitido que, por ejemplo, el uso del teléfono móvil al volante o la circulación sin cinturón sean unas acciones cada vez menos realizadas por el grueso de los conductores. Queda mucho por hacer y una educación vial adecuadas desde edades tempranas puede resultar decisiva en estos aspectos.
El año pasado, la DGT impuso casi cuatro millones de multas, una cifra que supone una reducción del 17% frente al 2019, caída que se antoja corta al recordar que, el año pasado, estuvimos encerrados en casa durante meses y la movilidad se redujo al mínimo posible. Infracciones como el uso del móvil, en casi 100.000 casos el ejercicio pasado, o el exceso de velocidad fueron las protagonistas en carreteras que, en muchos casos, estaban casi vacías. Conducir correctamente no solo nos ahorra pagar multas, sino que maximiza nuestra seguridad, la de los nuestros y la del resto de usuarios de la vía. A continuación os nombraremos las multas más habituales en España.
tracking