Ser Padres

Hyundai Kona N, para familias radicales

El Hyundai Kona N llega para ser el compañero perfecto de aquellas familias que encuentran en la gasolina y los circuitos una gran pasión.

A cualquier amante del motor le gustan los coches deportivos y a los que no encuentran en las cuatro ruedas una pasión, también. Los vehículos deportivos suelen ser más atractivos que las versiones estándar. Unos encontrarán en el incremento de prestaciones un argumento, o en un dinamismo más exigente pero satisfactorio y emocionante. Otros verán en su estética, habitualmente más agresiva y plagada de detalles exclusivos y muy vistosos su argumento. Y no hablamos ahora de coches como un Ferrari o un Lamborghini, sino de ediciones deportivas de coches de calle, en este caso del Hyundai Kona, un SUV compacto del segmento B y uno de los coches más vendidos de la firma surcoreana.
Y es que Hyundai ha lanzado recientemente el Kona N, que recoge el testigo del i30 N, el i30 Fastback N y del i20 N como los coches más radicales de la compañía. La marca hizo debutar el primero hace apenas cinco años sorprendiendo a la industria con un compacto deportivo que destacaba no solo por su motor, sino por una propuesta muy interesante y equilibrada entre deportividad, radicalidad y una relación calidad-precio sin rival en un segmento dominado por Cupra, los GTI de Volkswagen o vehículos como el Civic Type-R y el Ford Focus RS. Pero Hyundai no ha querido quedarse con el compacto como único deportivo y ha apostado por expandir esta propuesta al resto de su gama, con variantes igualmente efectivas y sorprendentes del pequeño i20 y del SUV compacto Kona.
El Kona N se posiciona como la opción más emocional del todocamino pequeño de la marca y añade un plus de versatilidad a esta gama designada con la decimocuarta letra del abecedario. Como el resto de coches ’N’ monta un motor de gasolina T-GDI de 2.0 litros y 280 CV de potencia y, también como sus hermanos deportivos, ha sido puesto a punto en el circuito más exigente del mundo, el conocido como el ‘Infierno Verde’, Nürburgring. Así, el resultado es un vehículo perfecto para aquellas familias que estén dispuestas a sacrificar cierto confort y espacio, aunque ofrece la máxima seguridad, habitabilidad de sobras para cinco ocupantes y 361 litros de maletero, por unas prestaciones impresionantes.

Autor del blog Motor en SerPadres.es

tracking