Ser Padres

Pijamas de invierno cálidos y confortables para tus hijos pequeños

Aunque a los Reyes Magos este sea un regalo que les suele gustar, el momento indicado para poner a punto el cajón de los pijamas de la ropa de cama de invierno es ahora, con el cambio de estación y de temporada.

El final de septiembre y el principio del mes de octubre es ese momento del año en el cual, en muchos sitios de España, nos pasamos el día en manga corta y las noches bien abrigados, tanto en la calle como en la cama, cuando llega la hora de dormir.
Los peques pueden ir al cole incluso en pantalón corto y sudadera o largo y en manga corta pero cuando llega la noche es hora de buscar la calidez que aporta un pijama de invierno porque es preferible asegurar que no pierden la temperatura adecuada en vez de confiar en que no se destapen, cosa que ocurre a menudo.
Por eso, aunque pueda parecer exagerado, va siendo hora de cambiar el orden en el cajón de la ropa de cama de tu hijo. Toca dejar a mano los pijamas de invierno… si es que tiene alguno que le valga del año pasado, lo cual no suele ser lo habitual.
Si acaso, puede que le valgan aquel diseño que comprasteis grande aposta y que dejasteis como “por si acaso” durante el invierno anterior. Este año le toca “salir a jugar” pero con un pijama solo no tenéis ni para empezar. Como mínimo necesitará dos el peque, de quita y pon, y se antojan pocos, sobre todo si todavía no controla el pis mientras duerme.
Por todo ello, si hay un momento del año para comprar pijamas a tu peque es ahora y no en Navidad, aunque ya sabemos que a los Reyes Magos este es un regalo que les suele gustar, sobre todo cuando dejan un detalle en casas ajenas a las del destinatario.
Bromas aparte, aunque pijamas hay cientos en el mercado de ropa infantil, dado que es una prenda con la que pasan muchas horas puesta y con la que pueden llegar a sudar o mojar si la noche se tuerce un poco, es importante escoger bien, con conciencia y responsabilidad.
Así que más allá del diseño, que es una cuestión muy personal, te animamos a que des absoluta prioridad a la calidad de la materia prima porque es el factor diferencial en un pijama para niño o niña, la única garantía de que protegerá su piel además de aportarle el máximo confort. Estos diez diseños que compartimos contigo a continuación lo son.
tracking