Ser Padres

¿A tu hijo le cuesta controlar las emociones? Cuentos de educación emocional que os ayudarán

Si a tu peque le cuesta mucho controlar sus emociones (todavía) os proponemos una selección muy cuidada de cuentos sobre educación emocional que os pueden servir de gran ayuda.

Por suerte, estamos en una época en la que la gestión emocional de los más pequeños ha adquirido (o va adquiriendo) la importancia que merece. Casi todas las familias entienden que ocupan un papel muy importante dentro de esta gestión y que la misma no depende únicamente de la escuela. Por eso, son muchas las que buscan herramientas para conseguir que su hijo se desarrolle emocionalmente sin ningún problema.
Cuando nacen, los bebés ya tienen activado parte del cerebro ocupado de las emociones. Aunque serán las más animales las que representen durante sus primeros años de vida. Alrededor de los dos o tres años, comienzan a sentir emociones un poco más complejas, derivadas de esas emociones primarias, pero todavía no tienen desarrollada la parte del cerebro que les permite gestionarlas de la manera correcta. Así que lo hacen de la única forma que saben: a través del llanto, la rabia o los gritos. Es aquí cuando se desencadenan las temidas rabietas, cuando los peques no saben gestionar bien eso que están sintiendo. Los padres, frustrados, acaban pensando que lo hacen por fastidiar y que tienen algo en contra de ellos. Pero nada más lejos de la realidad.
Para superar la etapa de rabietas con éxito es necesario validar cualquier emoción negativa de nuestro hijo. Pero también hemos de validar las positivas si queremos aspirar a una óptima educación emocional. Para hacerlo, el primer paso es que los padres sepan gestionar correctamente sus emociones pues, de no saber, poco pueden enseñar a su pequeño.
Así que, si te has quedado en este paso, acude a algún profesional que pueda proporcionarte ayuda. Pero, si lo has superado, quizás esta selección de cuentos sobre gestión emocional puedan convertirse en tu mejor recurso para explicar al niño que eso que está sintiendo es muy importante para ti y que pasará cuando menos se lo espere.
Mientras tanto, os pedimos mucha, mucha paciencia y que pongáis en prácticas los consejos que encontraréis en este enlace. O que tengáis en consideración la técnica que os explicamos aquí.
¡Ánimo a todos los papás y mamás que pasan por la etapa de gestión emocional de los peques!
tracking