Ser Padres

Los tics pueden eliminarse

Los tics son movimientos automáticos, involuntarios y repetitivos, que a veces simulan actividades de la vida diaria, pero que carecen de intención: parpadeos, guiños, tocarse el cuello o las gafas...

Los tics se dan cuatro veces más en niños que en niñas, y no se trata de una enfermedad de origen físico (aunque a veces empiezan a partir de una molestia objetiva, como una conjuntivitis o una prenda que aprieta), sino que su causa está en un problema emocional y aumentan en momentos de emoción o ansiedad.
Algunos tics son pasajeros y desaparecen pasado algún tiempo si no les prestamos atención ni agobiamos al niño. Otras veces son más persistentes y tienden a instalarse.

Recomendaciones sobre los tics

Para cualquiera de los casos, aquí van unas recomendaciones:
 
tracking