Ser Padres

La valiente camarera que ha salvado con notas a un niño del maltrato de sus padres

Parece que casos como estos solo ocurren en la ficción, pero desgraciadamente entran dentro de la realidad. Eso sí, por suerte la acción de esta camarera ha podido salvar a un niño de 11 años del maltrato de sus padres. Sintió que algo no iba bien y se comunicó con él con notas. Después de sentir que el pequeño necesitaba ayuda, llamó a la policía.

No es raro que la estén considerando una auténtica heroína, y es que, gracias a su observación y a que ha sabido actuar en el momento oportuno, esta camarera ha salvado a un pequeño al que supuestamente sus padres maltrataban. Parece la trama de una película, pero ha ocurrido en la realidad. No obstante, ha tenido un buen desenlace que podría haber sido mucho peor.
Su nombre es Flavaine Carvalho y cuando ocurrió todo estaba trabajando de camarera en el restaurante Mrs. Potato de Orlando en Florida (Estados Unidos). Lo cierto es que se percató de algo raro: unos padres pidieron comida para ellos mismos, pero no para el niño de 11 años que los acompañaba.
Ante la duda, la mujer decidió acercarse a la mesa para comprobar si había ocurrido un error con la comanda, pero los padres le respondieron que no, que el pequeño ya comería en casa más tarde, algo que le pareció muy extraño. Mientras estos contestaban, ella miraba al chico y se fijó en que tenía un gran rasguño entre las cejas.
Tras eso empezó a observarlos, y vio como el niño estaba muy triste y callado. Fue por este motivo que sintió que debía hacer algo. Aprovechando entonces que los adultos estaban sentados de espaldas a la barra y el niño frente a ella, cogió un papel y escribió “¿Estás bien?”.
Se lo mostró al niño y este asintió con la cabeza, pero de una manera que no convenció a la camarera. Por ello, de nuevo insistió y escribió en otro cartel “¿Necesitas ayuda?”. Ahí fue cuando el niño asintió y la mujer decidió inmediatamente llamar a la policía.
Los agentes se presentaron en el establecimiento e interrogaron a los padres. Cuando revisaron al pequeño subiéndole las mangas, este hizo un gesto de dolor y vieron como tenía hematomas por todo el cuerpo.
El niño fue llevado al hospital y explicó que su padrastro le había golpeado con los puños, pero también con una escoba y con un rascador de espalda. Además, también contó a los agentes que le habían colgado del marco de una puerta por los tobillos y que muchas veces le dejaban sin comer como castigo.
El padrastro, de unos 34 años e identificado como T. Wilson ha sido arrestado por cargos de abuso infantil agravado y también por uno de negligencia infantil. Por su parte, la madre también ha sido arrestado por dos cargos de negligencia por no proteger a su hijo.

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

tracking