Ser Padres

Consejos para ahorrar combustible mientras conducimos

En un momento en el que los precios de la gasolina y el diésel están llegando a máximos históricos, no nos queda otra opción que ingeniárnoslas para ahorrar todo el combustible que podamos cuando usamos el coche. Pero, ¿Qué podemos hacer para conseguirlo?

Los coches y las motos se han convertido, desde hace mucho tiempo, en un elemento fundamental en nuestras vidas. Gran parte de la población tiene la necesidad de utilizarlo a diario para desplazarse a trabajar, para ir a comprar o para llevar a cabo cualquier tipo de labor que implique salir de casa.
Aunque el transporte público es un medio de transporte muy eficiente y mucho más barato, algunas personas se ven obligadas a desplazarse en coche, ya sea por la ausencia de líneas de autobús o tren, por las malas conexiones o por no tener tiempo suficiente.
El gasto en combustible se lleva una parte importante de los sueldos, que por desgracia no suelen ser tampoco muy altos. Hablamos de un gasto prácticamente obligatorio del cual mucha gente no puede prescindir. Entonces, ¿no se puede hacer nada al respecto? Tranquilo, la respuesta es sí.
La DGT estima que entre el 30% y el 50% del gasto de combustible, depende de la manera de conducir del propietario. Así que, el primer concepto que debemos tener en cuenta cuando hablamos de ahorrar gasolina, es la eficiencia. Es vital que nuestros automóviles estén puestos a punto y cerciorarnos de que funcionan perfectamente. El RACE puntualiza la presión de los neumáticos como otro aspecto clave, afirmando que “conducir usando neumáticos con una presión de 0,5 bares inferior a la recomendada por el fabricante hace que el consumo aumente en un 2% en áreas urbanas y un 4 % en las interurbanas”.
Es muy importante tener en cuenta también, que cuando viajamos en coche con mucho equipaje en nuestro maletero, es necesario aumentar la presión de las ruedas y aproximarnos a los valores que indica cada fabricante en este tipo de situaciones. Si no lo hacemos, el consumo aumentará sustancialmente y el desgaste de los neumáticos, también.
La subida de los precios de la gasolina y el diésel se ha convertido en un gran problema para los ciudadanos. Por esa misma razón, debemos buscar la forma de ahorrar todo lo que podamos cada vez que nos subamos al coche. A continuación, podrás leer una serie de consejos que te ayudarán a conseguirlo.

Autor del blog Motor en SerPadres.es

tracking