Ser Padres

Cómo ayudar a los niños a hacer amigos durante la COVID-19

Aunque el confinamiento fue posiblemente uno de los momentos más duros, los niños todavía siguen enfrentándose día a día a los cambios motivados por las medidas de protección y las restricciones.

Como padres, nosotros somos el primer modelo a seguir en el aprendizaje de las reglas sociales para nuestro hijo. Pero en un momento tan difícil y complicado como el que vivimos actualmente, como consecuencia de la pandemia de coronavirus que nos ha “obligado” a cambiar nuestra vida social con las medidas de protección establecidas (como el distanciamiento social y el uso de mascarillas), es normal que nos preocupemos por los más pequeños.
Tal y como manifiestan muchos padres, es sorprende descubrir cómo los niños se han adaptado muy bien a las diferentes medidas tanto de protección como de higiene implantadas desde el comienzo de la temporada lectiva a finales del pasado mes de septiembre.
Desde entonces, los niños a partir de los 6 años de edad deben usar mascarilla facial de forma obligatoria, no pueden mezclarse con otros grupos (con la finalidad de crear grupos burbuja que ofrezcan una mayor protección y un mayor control en caso de contagios entre sus miembros), y, además, deben mantener la distancia de seguridad recomendada.
A pesar de todas estas medidas, los niños se han adaptado muy bien, de manera que cumplen de forma escrupulosa con todas y cada una de ellas (incluso más y mejor que los adultos).
Pero esto no impide que las mamás y los papás sientan cierta preocupación no solo acerca de cómo toda esta situación podría influir negativamente en la evolución y desarrollo de los niños en un futuro, sino cómo podríamos ayudarnos a hacer amigos en un momento en el que el uso de la mascarilla y la distancia de seguridad siguen siendo obligatorias, a lo que se le sumaría, en algunas Comunidades Autónomas,  el cierre de los parques infantiles. ¿Qué podríamos hacer, y qué deberíamos saber?

La importancia de la amistad durante el desarrollo y crecimiento infantil

Es evidente que las amistades son fundamentales e importantes para nuestros hijos. Socializar con amigos (o, a fin de cuentas, con otros niños) tiene un impacto enormemente positivo en los más pequeños, ya que no hay nadie mejor para participar en juegos libres e imaginativos que otro niño, y nadie entenderá mejor lo que es ser un niño tanto como otro niño.
De acuerdo a una investigación realizada por la Universidad de Florida, los amigos son vitales para el desarrollo de los niños. No en vano, se ha encontrado que aquellos niños que no forman vínculos con otros niños pueden acabar experimentando problemas de salud mental más adelante.
Por ejemplo, las amistades enseñan habilidades sociales muy importantes, como la resolución de problemas, la cooperación y la escucha activa, además de la empatía. Y, como se ha demostrado, las amistades pueden incluso ayudar a los niños a tener éxito en entornos académicos.

El desafío de hacer nuevos amigos durante la pandemia

La pandemia sin duda alguna ha afectado la capacidad de los más pequeños para socializar con los amigos que ya tienen y, particularmente, a la hora de hacer nuevos amigos. Cuando las escuelas y los colegios se cerraron de forma abrupta a mediados del mes de marzo del pasado año, los niños se separaron de manera repentina de sus amigos, algo que ocurrió durante meses (hasta el comienzo de un nuevo período lectivo).
A medida que pasaron los meses, y empezaron a abrir guarderías, centros de cuidado infantil y las propias escuelas, los niños han tenido más oportunidades de poder conectarse con sus amigos. Pero no pueden socializar como solían hacerlo, puesto que el distanciamiento social y el uso de las mascarillas han cambiado la dinámica de forma importante.
Lo que ha significado que los niños han necesitado encontrar nuevas formas de socializar, y aunque los niños se han adaptado mejor de lo que podríamos haber esperado en un primer momento, estas nuevas circunstancias no han estado libres de desafíos, especialmente para aquellos niños que se han cambiado de colegio, para quienes son nuevos y van a hacer amigos por primera vez, o para quienes ya experimentan ansiedad social.

Algunas ideas útiles para que los niños hagan amigos durante la pandemia

Foto: Istock

Consejos para que los niños hagan amigosFoto: Istock

Paseos por la naturaleza y andar en bicicleta
Las actividades al aire libre suelen ser consideradas seguras y de bajo riesgo. Algunas de las más útiles pueden ser andar en bicicleta con un amigo o realizar una caminata por la naturaleza, ya que son actividades que pueden ser muy divertidas y, además, permiten el distanciamiento social.
Eso sí, dependiendo de la edad que tenga el niño, es cierto que son actividades que es probable que necesiten de la supervisión de un adulto.
Citas virtuales
Es posible que el niño necesite un poco de tiempo para acostumbrarse, mientras que los niños más pequeños podrían necesitar probablemente un padre cerca para poder ayudarlos. No obstante, las citas virtuales para jugar pueden ser realmente divertidas.
Aunque algunos niños pueden disfrutar charlando con sus amigos a través de una videollamada o un chat de vídeo, a otros niños les resulta mucho más fácil participar en una determinada actividad.
Si es así, basta simplemente con hacerlo lo más sencillo posible: por ejemplo, colocando papel y unos lápices de colores o ceras para que el pequeño coloree con su amigo.
Reuniones al aire libre
Siempre y cuando se respete la cantidad de miembros permitidos en todo momento (en función de las medidas establecidas por cada Comunidad Autónoma), es posible que los niños se reúnan con otros niños, siempre al aire libre.
Eso sí, en este aspecto lo más recomendable es que los niños formen parte del mismo grupo burbuja (por ejemplo, de la misma clase).
tracking