Ser Padres

Películas de ahora basadas en cuentos de siempre

Aprovechando el estreno reciente de ‘El dragón de los deseos’ en Netflix y ‘Luca’ en Pixar, hemos hecho una pequeña selección de cinco cintas de animación que se inspiran en el universo de los cuentos clásicos pero con una mirada contemporánea.

Mucho se habla, a menudo de forma acalorada, de la buena o mala costumbre que es dar acceso a los cuentos clásicos a los niños y niñas. Hay pros y contras en ello, seguramente, pero la cuestión se suele resolver de forma polarizada: muy a favor de no censurar o totalmente en contra de que leerles y que lean historias como las que hicieron famosa a la compañía Walt Disney a lo largo del siglo XX cuando adaptó cuentos clásicos al cine.
Con el tiempo, ya recientemente, se ha añadido un tercera alternativa a esta polémica cuestión cuya idoneidad (o no) no vamos a entrar a valorar porque cada familia debe tomar su decisión al respecto: las historias que repasan de nuevo un cuento clásico o se inspiran en dicho universo para crear una nueva narrativa, con tintes contemporáneos y ajustada a los valores que priman actualmente en la sociedad, que en algunos casos es llevada al cine.
Con motivo del estreno reciente en Netflix de la película El dragón de los deseos, una cinta que para buena parte de la crítica actualiza el cuento de Aladino y la lámpara maravillosa, y del de Luca en Disney+ -hay quien ve similitudes con La Sirenita en ella-, hemos hecho un repaso por los últimos años del cine de animación en busca de al menos otras cinco producciones de dibujos contemporáneas -de este siglo- que revisen cuentos clásicos. Y esta es la selección final:

Enredados

Esta película de la factoría Disney apta para mayores de 8 años y estrenada en el año 2010 está claramente inspirada en la historia de Rapunzel. Flynn Rider, un bandido muy buscado, da con ella y su larguísima cabellera rubia en su torre escondida, pero el devenir de la historia a partir de aquí difiere del desarrollo original de la historia.

Shrek

La exitosa película del año 2001, que luego ha tenido hasta tres secuelas, no reinterpreta una historia de cuento concreta, pero su inspiración en este mundo es más que evidente. De hecho, los personajes más famosos -Los tres cerditos, el lobo feroz, el Gato con botas, Pinocho o Blancanieves, entre otros-son secundarios de lujo en una historia que además versiona el manido guion del príncipe que salva a la princesa.

Frozen

Tuvo tanto éxito Disney con el estreno de Frozen en el año 2013 que poca gente sabe que en realidad la historia de Anna y Elsa está inspirada, como tantas otras películas de la factoría norteamericana, en un cuento clásico. En este caso, La reina de las nieves, escrito por Hans Christian Andersen. El cuento, como te puedes imaginar, es muy distinto a la película de Frozen porque trata de dos amigos vecinos inseparables. Pero entre la historia escrita y la cinematográfica hay similitudes evidentes, el componente mágico entre ellos.

The Polar Express

El clásico cuento navideño del origen de Santa Claus es probablemente el que más se ha versionado en el universo cinematográfico familiar, ya sea con actores de carne y hueso como en formato de animación. Una de las mejores, por cierto, es Klaus, producción de origen español estrenada en Netflix hace poco más de un año. Bien podría ser Klaus nuestra quinta recomendación, de ahí que la hayamos incluido en este punto de la pieza, pero queremos destacar otra cinta anterior, Polar Express, que también es muy recomendable para ver con los peques de la casa. En este caso, la historia está basada en un famoso libro infantil, publicado a mediados de los 80, del escritor e ilustrador Chris Van Allsburg.
tracking