Ser Padres

Frases que no debes decir a un niño cuando tiene miedo

Existen algunas frases que tenemos muy normalizadas y que, sin embargo, cuando un niño tiene miedo no le hacen ningún favor. Te contamos cuáles son.

¿Sabes exactamente cómo tratar a un niño que tiene miedo? Quizás estás diciendo alguna de estas frases que, aunque muy normales, no le ayudan a dejar de sentirlo.
Fuente: iStock

miedosFuente: iStock

Los expertos no paran de repetir que el miedo es una respuesta automática a cualquier tipo de peligro que sienta la persona. De hecho, el miedo es una de las emociones primarias y, además, es muy necesario, aunque nos empeñemos en meterlo en un saco imaginario de ‘emociones negativas’.
Sentir miedos es completamente lícito y, de hecho, es beneficios para todas las personas; especialmente para los niños. “Tener miedo a veces es una parte normal y saludable del crecimiento”, explica Elianna Platt, de Child Mind Institute.
El problema es que ellos, los pequeños, pueden sentirlo de manera desmesurada en algunos momentos de su vida. Esto es debido, entre otros, a la falta de autocontrol emocional. Una capacidad que no adquirirán hasta que alcancen los cinco o los seis años (coincidiendo, precisamente, con el final de la etapa de las rabietas).

Lo que no debes decir a un niño que tiene miedo

En ese periodo de madurez emocional, en el que los niños todavía no entienden lo que es realidad y lo que es ficción, es tarea nuestra, como padres, facilitarles ese mal trago cuando tengan miedo. Aunque desde nuestra faceta de adultos nos parezca una ‘tontería’ en el pequeño mundo interior de los niños puede ser la cosa más temerosa del mundo y, por eso, debemos recordarles que siempre “mataremos monstruos por ellos”.
En nuestro intento de hacer las cosas lo mejor que sabemos, podemos cometer ciertos errores que no ayuden a nuestros pequeños a pasar esa transición hacia una verdadera autorregulación de los miedos. Y eso, en ocasiones, puede llevarnos a decir frases bastante desafortunadas para ellos.
¿Cuáles son esas frases? A continuación te resumimos las frases que no debes espetar a un niño que está pasando por una crisis de miedo, así como la razón para no hacerlo:
  • No tengas miedo: aunque el fin último que queremos con todas nuestras fuerzas es ese, el medio para conseguirlo no es decir que deje de sentirlo. Los sentimientos son involuntarios y el niño no elige si sentirlo o no. En lugar de ella, el niño se sentirá más reconfortado si le recuerdas lo fuerte que es
  • ¿En serio tienes miedo por esa tontería? Como explicábamos antes, aunque en realidad sea una tontería, en el cerebro del pequeño es algo muy grande y muy importante, así que valida esa emoción que está sintiendo
  • Uis… qué miedoso… pareces una niña: una frase incorrecta la mires por donde la mires. En primer lugar, porque estamos poniendo una etiqueta que no se merece y, en segundo, porque es una frase cargada de estereotipos de género: los niños y las niñas sienten los mismos miedos
  • ¡Anda! Que no va a pasar nada
  • Como sigas comportándote así, al final me voy a enfadar: las amenazas no son buenas en ningún caso. Con esta frase le das a entender que está mal sentir miedo y que debe avergonzase de ello. Además, intentará reprimirlo la próxima vez para que no te enfades con él
  • Cierra los ojos y te duermes, que no hay nadie: los terrores nocturnos son uno de los principales desencadenantes de miedo en niños. Aquí te contamos lo que sí puedes hacer si tu hijo lo experimenta
  • ¿Qué quieres? ¿Es que no ves que no hay nada? En vez de esto, siéntate a su lado, háblale de otra cosa para que pueda distraerse y dale un abrazo fuerte
  • Qué exagerado eres: Con esto vas a conseguir que se frustre y se estrese por sentirlo, pues considerará que no es lo suficientemente válido como para dejar de sentirlo

¿Qué hacer para calmar a un niño con miedo?

Lo importante cuando un niño tiene miedo es validarlo y ponerse en su lugar. Es importante que, como padres, entendamos que ese miedo no es fruto de algo voluntario, sino de algo que el niño no puede controlar porque no tiene las herramientas suficientes.
Acompáñale, hazle saber que sentir miedo es normal y abrázalo hasta que se le pase.
Aquí te damos más tips para ayudar a tu hijo si tiene miedo.

La redactora de la web de Ser Padres está especializada en temas de salud infantil, crianza, embarazo, psicología y educación, desarrollando la mayor parte de su carrera profesional en Ser Padres y otros medios orientados al mundo educativo.

tracking