Ser Padres

Normas que debes dejar claras antes de que tenga su primer móvil

La pediatra Lucía Bertrand ha compartido un decálogo de normas de aplicación general que pueden serte de ayuda si estás en este momento vital.

Si estás pensando en comprar o proporcionar (de segunda mano) su primer teléfono móvil a tu hijo o hija, seguro que le estás dando vueltas a cómo marcar límites. No vamos a entrar en la edad mínima recomendada porque este es un debate manido, agotador y cuya respuesta depende mucho de las circunstancias familiares, pero sí se puede generalizar en las normas esenciales de uso.
Estas, en la medida de lo posible, deben quedar claras antes de entregar el móvil al menor de edad. Ya sabes que no hay nada como la anticipación para ser efectivos y para evitar crear precedentes que luego jueguen en nuestra contra.
En un post muy interesante, la pediatra Lucía Bertrand, profundiza en lo que su opinión deben ser las normas de uso que debemos dejar marcadas a nuestros hijos e hijas antes de que se inicien con un móvil. “Este es un tema que a mí me preocupó y me ocupó en su día”, dice.
627e20235bafe89aac1805d0

Niña con teléfono móvil

Como afirma la doctora Bertrand, “este es un momento importante que termina por llegar”. La pediatra está de acuerdo en lo que decíamos antes, que no hay edad exacta para dar el paso. “Depende de muchas circunstancias: de la madurez de tu hijo, de la necesidad real de tenerlo, de si va o no va solo al instituto o colegio, del lugar donde viva, de su entorno, de sus amigos, de la confianza que tengas con él o con ella y por supuesto del acuerdo al que llegues antes de entregárselo”, asegura ‘Lucía mi pediatra’, que establece una serie de normas a seguir que son de aplicación general.
Son las siguientes, con sus correspondientes argumentaciones:
  • Tiempo limitado. Lo decidimos los padres.
  • Nunca dormirás ni estudiarás con él al lado. Explícale las interferencias que los móviles generan en la concentración, el sueño y el descanso.
  • Nunca mandes fotos sin ropa o en bañador. Explícale que, en ocasiones, los móviles se hackean y esas fotos pueden acabar en manos de desconocidos.
  • Si te llega un vídeo comprometido o una foto de alguien a quien conoces, no lo compartas. Reprime a la persona que te lo ha enviado con un “Creo que a ti no te gustaría que te hicieran esto. No está bien”, y elimínalo. Explícale a tu hijo que difundir este tipo de contenidos es un delito.
  • Nunca aceptes invitaciones y quedadas de desconocidos. Nunca. Hay gente que miente para hacer daño.
  • Nunca utilices el móvil para ofender, criticar, humillar o acosar a nadie. Eso también es delito.
  • Si te sientes agredido o coaccionado por alguien, dímelo. Repítele, una vez más, que siempre le apoyarás y ayudarás.
  • En la mesa, mientras se cena o se come, no hay móviles. Mamá y papá deben de dar ejemplo también.
  • Si te escribimos o llamamos, intenta atender la llamada o devolverla.
  • No se lee el móvil de los demás. Indícale que no permita que nadie, ni sus amigos o futuras parejas, lean su móvil.
tracking