Ser Padres

Un obispo cuenta la historia de Papá Noel y se le va de las manos

Un obispo italiano explica a los niños de su misa el origen histórico de la figura de Papá Noel. A pesar de sus buenas intenciones, su extrema sinceridad no sentaron del todo bien a los padres y la diócesis tuvo que salir a respaldar al religioso.

Un obispo de la ciudad italiana de Noto, en Sicilia, ha dicho a los niños que Papá Noel es un personaje imaginario y no una persona real. Los padres, consternados, han obligado a la diócesis a dar explicaciones.
"Queridos niños, yo no he dicho, como recordaréis bien, que Papá Noel (Babbo Natale, en Italia) no existe; he dicho que existe como personaje imaginario y no como persona real, concreta e histórica", aseguró Antonio Staglianò, el obispo, en un vídeo difundido a los medios.

Paralelismos con Papá Noel

El obispo siciliano explicó a los niños que Papá Noel es un personaje creado a finales del siglo XIX por la empresa Coca Cola y que está inspirado de algún modo en la figura de San Nicolás de Mira.
"En las zonas altas de Europa la cultura no ha dado centralidad a Papá Noel sino a Santa Claus o San Nicolás. San Nicolás de Mira fue un personaje histórico que no llevaba muchos regalos sino dones. Por eso quise insistir en la diferencia entre regalo y dones", alegó. El obispo, que se le conoce por interpretar en misa canciones de famosos artistas pop italianos como Marco Mengoni, Noemi o Francesco Gabbani, trató de explicar de manera histórica y cronológica sus declaraciones realizadas sobre el púlpito de la basílica del Santísimo Salvador de Noto.

Sin mala intención

"Papá Noel no existe y Coca Cola, entre otros, utiliza su imagen para alzarse como portadora de valores sanos", había dicho, tal y como recogieron los medios. Sus palabras han suscitado el enfado de los padres y madres y ha creado el debate en medios y redes sociales del país. El responsable de comunicación de la diócesis, Alessandro Paolini, tuvo que salir al paso para defender al obispo y expresar su disgusto por una declaración "que ha generado desilusión entre los más pequeños".
Las intenciones del monseñor, explica, eran otras, como la de "reflexionar con mayor conciencia sobre el sentido de la Navidad y de las bellas tradiciones que lo acompañan".
"Personalmente, no creo que la intención del obispo haya sido arruinar el encanto de la Navidad a lo más pequeños, sino ayudarles a reflexionar más profundamente, a partir de la figura histórica de San Nicolás que daba dones a los más pobres, sobre el sentido del regalo, de la generosidad y de la solidaridad", apuntó el portavoz.

"Los adultos representan el peligro más activo para los niños, a no ser que hayan tomado la decisión de reconocer y respetar los procesos de desarrollo". - Rebeca Wild

tracking