Ser Padres

Escuchan su corazón latir después de horas dando por muerto a un bebé

Esta milagrosa historia ha ocurrido en Brasil, donde una mujer ha dado a luz a un bebé que los médicos declararon como muerto. Sin embargo, horas después, se dieron cuenta de que los latidos de su corazón no estaban parados.

Esta increíble historia sucede en el municipio de Ariquemes, en el estado de Rondonia, en Brasil. Un suceso que desde el principio resultó inexplicable y que dio comienzo cuando un grupo de médicos declaró como muerto a un bebé recién nacido. Una auténtica desgracia, que acabó en 'milagro'. Y es que horas después, en la funeraria, se dieron cuenta de el corazón del pequeño seguía latiendo, según informa el diario The Sun.

¿Negligencia médica?

Según este medio, todo empezó cuando la madre del recién nacido, una joven de 18 años, acudió al hospital a causa de un fuerte dolor abdominal, sin ser consciente de que estaba embarazada. Sin embargo, los médicos no supieron detectar el embarazo y no se dieron cuenta de que la chica estaba esperando a un bebé.
Al no parar los dolores, la joven acabó dando a luz en su casa. Sin embargo, no había llegado al final de la gestación, pues estaba embarazada de cinco meses. En teoría, el bebé había nacido muerto. Así lo declararon los médicos y, por consiguiente, fue recogido por la funeraria.

Para la familia: un milagro

Fue precisamente en la funeraria donde uno de los empleados se dio cuenta de que el corazón del pequeñín seguía latiendo. ¡Estaba vivo! Fue en ese momento cuando se frenó en seco toda la burocracia relativa al entierro y trasladaron de inmediato al bebé al hospital, donde ingresó en la Unidad de Cuidados Intensivos. Así, la familia ya ha calificado este hecho como de un auténtico milagro.
Actualmente el bebé está respondiendo bien al tratamiento que recibe en el hospital, según los médicos, y parece que responde a los estímulos de los profesionales con movimientos y reacciones, algo que es, sin ninguna duda, una buena señal. "Vi a la doctora hablando y me estaba diciendo muy claramente que este bebé estaba muerto. La funeraria vino a buscarlo y estaba muerto. De alguna manera ese latido volvió", recuerdan desde el hospital, a la vez que insisten: "Es un milagro", cuentan al periódico The Sun. Da gusto escuchar noticias como esta, que sea lo que fuere el problema en cuestión, el resultado es una vida más y una familia con un final feliz.

"Los adultos representan el peligro más activo para los niños, a no ser que hayan tomado la decisión de reconocer y respetar los procesos de desarrollo". - Rebeca Wild

tracking