Ser Padres

Wordle, el juego viral que arrasa en redes

¿Has probado ya este sencillo y adictivo juego de palabras cuyos cuadraditos amarillos y verdes inundan en este comienzo de año Facebook y Twitter?

Josh Wardle es un ingeniero de software de Brooklyn que decidió crear un juego de adivinanzas para jugar con un compañero durante los días de confinamiento por la pandemia. De ahí pasó a enganchar a su entorno más cercano de amigos y familia y, una vez comprobó que gustaba a pequeña escala, se atrevió a compartirlo con todo el mundo en octubre del año pasado. Ese juego se llama Wordle (juego de palabras entre el concepto “word”, palabra en inglés, y el apellido del creador) y apenas tres meses después de aquello tiene enganchado “a medio mundo”.
Es sorprendente como en un par de meses puede hacerse tan popular un juego al que, según publica The New York Times, el 1 de noviembre de 2020 jugaron 90 personas. Dos meses después lo hacen 300.000 personas (y subiendo como la espuma). Solo tienes que entrar en Twitter y Facebook para comprobar su éxito actualmente. Esos cuadraditos verdes y amarillos combinados de diversas formas son el rastro del boom de Wordle. ¿Lo has probado ya?
Su secreto es que tiene una mecánica muy sencilla pero al mismo tiempo adictiva. No tiene grandes pretensiones, pero el creador ha dado en el clavo: los juegos de palabras siempre han funcionado bien. Desde el Scrabble al concurso televisivo Pasapalabra pasando por los crucigramas y las sopas de letras de toda la vida, hay muchos ejemplos de ello.

¿Cómo se juega?

En el caso de Wordle, la dinámica consiste en adivinar una palabra de cinco letras. En principio era solo en inglés, pero ya se ha adaptado al castellano -lo hizo el informático colombiano Daniel Rodríguez-, al gallego y al catalán. En el idioma que elijas debes acertar la palabra clave en un máximo de seis intentos. Una peculiaridad añadida es que solo puedes jugar una vez al día; el sistema solo te permite participar esa vez en un tiempo total de 24 horas.
Para acertar la palabra, son claves las pistas que va dando el juego a través de los colores. Si se marca una letra en gris es que esta no forma parte de la palabra objetivo del día. En amarillo, sí está presente en la palabra pero en otra posición y verde es que la posición de la letra es la correcta en la palabra que se busca.
El primer intento se debe proponer sin pista alguna, por eso los expertos (ya los hay pese a que solo lleva dos meses activo el juego) recomiendan utilizar siempre una palabra con muchas vocales.
Si te apetece probarlo o quieres picar a tu familia (pueden jugar niños y mayores porque la dinámica es sencilla como ves), debes saber que no tiene Wordle una aplicación ni para dispositivos Android ni tampoco iOS. Hasta el momento solo es posible jugar en su página web, que es tan sencilla (y efectiva) como el juego, el primero viral del 2022… aunque su estructura y desarrollo dé la sensación de ser propia de una época (muy) anterior a la que vivimos.
Para su creador, la clave está precisamente en esa ausencia de pretensiones que mencionamos antes. “Creo que la gente aprecia que existe algo en línea que es simplemente divertido”, le dijo Wardle al The New York Times en una pieza publicada el pasado 3 de enero. “No está tratando de hacer nada turbio con sus datos o sus globos oculares. Es solo un juego que es divertido”, concluye. Damos fe de que lo es. ¡Ahora os toca a vosotros en casa probarlo!
tracking