Ser Padres

Yoga para niños

El yoga es un ejercicio muy beneficioso para los niños ya que además de favorecer su físico también les ayuda a relajarse y a controlar su cuerpo.

Los 4 años es una edad ideal para que nuestros hijos comiencen a practicar yoga. A esta edad nuestros peques entenderán perfectamente cómo hacer cada ejercicio.

Además, nuestros hijos ya son capaces de mantener cierta concentración y de realizar las posturas correctamente sin forzar su cuerpo.

¿Qué ventajas tiene practicar yoga?

  • Gracias a este ejercicio los pequeños aprenderán a relajarse y a tranquilizarse con la respiración.
  • Descubrirán cómo controlar su mente a la vez que ejercitan su cuerpo. De esta forma, se concentrarán más y eliminarán el estrés de sus vidas.
  • Además, mejorarán su elasticidad y sus músculos serán más fuertes.
  • Su postura también mejorará por lo el yoga podría evitar futuros problemas de espalda.

¿Cómo debe ser la clase ideal?

  • Para que los niños se motiven con este ejercicio es muy importante que las clases sean reducidas para que nuestros hijos se sientan a gusto.
  • Deben usar ropa ancha, ligera y con la que estén cómodos para hacer cualquier postura.
  • El ambiente de la clase debe ser tranquilo y silencioso.

¿Cómo empezar?

La clave del yoga es la respiración, por tanto nuestros hijos primero deberán aprender a respirar para luego comenzar a aprender las distintas posturas, que deberán practicar poco a poco.

Junto con la respiración, nuestros pequeños descubirán cómo relajarse y estirarse correctamente.

Es fundamental enfocarlo como un juego para que los niños no se desmotiven y se aburran. Hay que ir variando las posturas y los movimientos para evitar que los peques pierdan la concentración.

¿Se puede practicar en casa?

Padres e hijos podemos pasar unos ratos muy relajantes haciendo yoga en casa.

Pasión por la vida

Más de 45 años acompañando a las familias

Suscríbete por sólo 6 euros al mes y disfruta de nuestra revista

Suscríbete
Suscríbete a Ser Padres
tracking