Ser Padres

Siempre que salgas de casa, despídete de tu hijo

Es muy importante que te despidas de tu hijo si tienes que salir de casa. De lo contrario puede afectarle mucho emocionalmente descubrir que no estás sin saber cuándo te has ido.

Si tienes hijos seguramente uno de los momentos que se te hacen más duros es cuando tienes que separarte de ellos. Más cuando sabes que los peques lo pasan mal cuando te vas. El problema está cuando muchos padres deciden irse de casa a escondidas para que los niños no se enteren. Pues bien, si tú eres de los que alguna vez lo ha hecho, debes saber que puede ser muy doloroso para tus hijos no despedirte de ellos. Descubre por qué.
Aunque solo sea por unas pocas horas, separarse de un peque le puede costar mucho a un papá o una mamá, sobre todo cuando se sabe que al niño no le gusta mucho separarse de sus padres.
Es por eso que muchos optan por salir a escondidas sin avisar a sus hijos, para así evitar ver cómo el peque se pone a llorar. No obstante, es un craso error, pues puede afectar mucho emocionalmente a un pequeño y en la confianza que tiene con sus padres.

¿Cómo puede afectar a tu hijo que te vayas sin despedirte de él?

Si no tienes en cuenta la forma en la que te separas de tu hijo, él, al ser pequeño, puede interpretar que lo estás abandonando y que empiece a crearse en él un sentimiento de angustia.
Para los niños pequeños los padres son su mayor fuente de tranquilidad, protección y seguridad. Por eso es normal que cuando percibe que no está contigo se sienta inseguro y confundido, más cuando no sabe cuándo vas a volver. De hecho, puede llegar a sentir que no vas a regresar más y también sentirse culpable porque piensa que ha hecho algo mal.
Estos sentimientos, si son muy frecuentes, pueden producirle inseguridad, falta de confianza y una baja autoestima a la larga.

Consejos para salir de casa sin que afecte a tu hijo

Eso sí, esto no quiere decir que nunca debas separarte de tus hijos. Todo lo contrario. Es bueno para ti, y también para ellos porque se estimula su independencia emocional y su autonomía. No obstante, para ello, debes ser consciente de cómo manejas tus despedidas. Mira algunos consejos:
  • Avisa al peque con antelación. Lo mejor que puedes hacer es avisarlo diciéndole que tendrás que salir en un tiempo. Es una buena manera de que no lo pilles desprevenido una vez llegue el momento. Si el peque es algo mayor puedes contarle la razón por la que vas a salir y proponerle ideas para que se entretenga mientras.
  • Es importante que le digas cuándo vas a volver. Si quieres conseguir que el niño se sienta seguro, lo que debes hacer es decirle el tiempo que más o menos estarás fuera.  Eso sí, intenta ser puntual para que el peque tenga confianza en ti y para que en las próximas veces sepa que es cierto que vas a volver.
  • No hagas una despedida larga. Intenta no extender demasiado el momento de la despedida, esto puede generar en el niño una gran angustia. Una buena idea puede ser crear una despedida corta entre vosotros, como dos besos o un abrazo, para que el niño entienda que te despides ya.

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Etiquetas:

tracking