Ser Padres

Desaparecer durante 48 horas (o más) un peligroso reto viral que mantiene alerta a los padres

Los retos virales, sobre todo desde la llegada de las redes sociales, mantienen alerta a muchos padres de adolescentes. Ahora, vuelve la preocupación con el ’48 hours challenge’.

Ya estamos acostumbrados a ver diferentes retos virales relacionados con la infancia. ¿Te suenan “Momo”, la “ballena azul” o la “caza del pijo”? El reto de la "Ballena azul", dirigido a adolescentes, establecía 50 tareas para realizar en 50 días. Momo, consistía en que un usuario llamado Momo incita a niños y adolescentes a realizar una serie de tareas peligrosas, incluidos ataques violentos, daño autoinfligido y suicidio. Respecto a la caza del pijo, este reto tenía como objetivo: acumular el máximo número posible de agresiones, grabarlas con el móvil y difundirlas en redes sociales.
Ahora hay un nuevo reto que se ha hecho muy popular entre los adolescentes y que se llama “48 hours challenge”.

48 hours challenge: desaparecer a propósito

El reto que hoy nos acontece no es nuevo. Consiste en desaparecer sin dar aviso a nadie y durante un periodo establecido en, como máximo, dos días, a sabiendas de que las familias los buscarán sin amparo y desesperados porque les haya pasado malo.
¿El objetivo final? Que esa búsqueda se haga viral en las redes sociales y trascienda a los medios de comunicación.
Precisamente, responde como si de un manual se tratase, a todos los motivos por los que los retos virales atraen a los adolescentes: buscan ser el centro de atención y conseguir la aceptación de los demás.
Como todos los demás retos virales actuales, comienza cuando alguien les nomina en las redes sociales. Cuanto más tiempo esté desaparecido y más desesperanza y preocupación cause en la sociedad, más puntos conseguirá en el ránking. De hecho, una forma de conseguir la máxima puntuación es aparecer en SOS Desaparecidos.

A mayor revuelo, mayor puntuación

Como decimos, no se trata de una moda que haya nacido en redes sociales como TikTok. Según informa La Razón, los primeros casos se dieron en América del Sur allá por 2007.
Sin embargo, ahora ha vuelto con tanta fuerza que, incluso, la Policía Nacional ha tenido que advertir de ello.

Un caso activo en Madrid

Esta epidemia viral ha llevado a familias a sufrir verdadero dolor y en concreto este reto ha afectado ya a dos familias madrileñas. De hecho, dos niñas de 13 y 14 años desaparecieron al salir juntas de un instituto de Alcalá de Henares este jueves. En el mismo viernes fueron localizadas sanas y salvas, de acuerdo a la información publicada por TeleMadrid.
¿Existe alguna manera de conseguir que el adolescente no participe en esta clase de retos tan peligrosos? Ejercer un poco de control en los que consumen los pequeños es una vía para evitar que caigan en páginas ajenas o que se aprovechen de la influencia de los menores, así que, tal y como argumentan la cuenta de Twitter de Comunidad de Policías Unidos, lo mejor es fomentar la comunicación entre todos los integrantes de la familia, supervisar la actividad de los menores en internet y, en caso de desaparición, comunicarlo a los servicios de emergencia.

"Los adultos representan el peligro más activo para los niños, a no ser que hayan tomado la decisión de reconocer y respetar los procesos de desarrollo". - Rebeca Wild

tracking