Ser Padres

Rescatado sin vida Rayan, el niño marroqui de 5 años que llevaba mas de 100 horas en un pozo de 32 metros de profundidad

El niño cayó accidentalmente al pozo, situado en una zona montañosa del Rif, el pasado martes al mediodía, y no ha podido ser rescatado hasta este sábado por la noche debido a la extrema dificultad de la operación de rescate.

Marruecos ha estado en vilo los últimos 5 días por un niño de 5 años, Rayan, que cayó a un pozo de 32 metros de profundidad el pasado martes al mediodía. Tras un rescate a contrarreloj, este sábado por la noche los servicios de rescate marroquíes pudieron llegar al lugar donde estaba el menor, pero desgraciadamente no pudieron sacarle del pozo con vida. La Casa Real de Marruecos confirmó su fallecimiento pocos minutos después de que el pequeño fuera evacuado del lugar camino del hospital en una ambulancia.
Rayan cayó en un pozo estrecho situado en la localidad norteña de Ighran, una zona montañosa del Rif donde por la noche el frío se hace notar mucho. Pese a ello, multitud de personas se desplazaron hasta el lugar y acamparon para arropar a la familia del pequeño y seguir el rescate en directo, como se ha podido ver en las imágenes emitidas en directo desde el lugar por las televisiones y medios digitales en los cinco días que ha durado la operación que desgraciadamente no ha podido concluir con un desenlace feliz.
Hasta la zona se desplazaron efectivos de Protección Civil, Ingeniería Civil, expertos en Topografía, además de efectivos de la Gendarmería Real y las Fuerzas Auxiliares marroquíes. Estas últimas, para formar la barrera de seguridad que evitaba el acercamiento excesivo de las personas que habían acudido al lugar donde se produjo la caída de Rayan al pozo días antes. El rescate ha sido muy complejo porque ha requerido primero excavar al paralelo al pozo antes de hacerlo en vertical. Además, la existencia de duras rocas mezcladas con el terreno arcilloso han dificultado más si cabe las labores de los equipos de rescate marroquíes.

Un rescate complejo

El sábado se anunció que el equipo de rescate estaba muy cerca del niño, del que solo se había podido ver una imagen de espaldas a la cámara sonda introducida en el pozo por los servicios de rescate, por lo que no se podía saber si realmente estaba con vida. La fase final del rescate ha sido la más delicada; de hecho, se ha tenido que hacer manualmente, para evitar derrumbes.
"Hay que tratar estos últimos 70 u 80 centímetros con toda precisión, tecnicismo y profesionalidad; y eso requiere mucho tiempo, esos últimos centímetros son lo más difícil e importante en esta operación", explicó a la prensa presente sobre el terreno Abdelhadi Tamrani, el portavoz del comité de vigilancia y seguimiento de rescate.
Una vez completado este trabajo, los técnicos marroquíes dieron paso al equipo de rescate que finalmente ha podido sacar del pozo a Rayan, aunque desgraciadamente no han podido salvarle la vida al niño. En un principio, al ver al pequeño ser transportado en una camilla y evacuado en ambulancia, se pensó que podría estar con vida, pero la esperanza se desvaneció pocos minutos después, antes de la medianoche del sábado, con la confirmación oficial de su fallecimiento por parte de la Casa Real de Marruecos.
Según el comunicado, publicado por la agencia oficial marroquí MAP, el rey Mohamed VI se ha comunicado en primera persona con los padres de Rayan, Jaled Aouran y Uassima Jarchichde, para darles el pésame. La Embajada Española en Marruecos también ha mostrado su solidaridad y su recuerdo para el pequeño a través de sus redes sociales oficiales: “La Embajada se une de corazón  al profundo dolor de los padres de #Rayan, al de sus familiares y al del todo pueblo marroquí”, ha publicado en Twitter.
tracking