Ser Padres

5 cosas que siempre debes llevar encima si tienes niños pequeños porque “te van a salvar la vida”

Sabemos que la lista podría ser más larga, pero la gracia de este divertido ejercicio es quedarse solo con 5 cosas. ¿Te animas?

¿Cuántas veces has pensado que “menos mal que meto siempre por si acaso en la mochila porque me ha salvado la vida”? Desde que eres madre o padre, muchísimas, ¿verdad? Pues te proponemos un reto al respecto: elegir cuales son las cinco cosas que en tu experiencia no pueden faltar. Si tuvieras delante una futura mamá o papá primerizo, ¿qué le recomendarías?
Nosotros nos hemos mojado y hemos hecho nuestra particular selección. Sabemos que la lista podría  ser más larga, pero la gracia de este ejercicio divertido (tiene además una finalidad práctica para quien lo lea en busca de inspiración) es quedarse solo con 5 cosas.
Puede que prefieras otras, pero es indudable que nuestro top 5 ha “salvado la vida” a muchos papás y mamás fuera de casa.

Toallitas/pañuelos

Esta es la elección universal. Indiscutible su posición de privilegio en esta lista. Son versátiles y te apañan cualquier problema. Valen para un roto y un descosido. Desde mocos hasta ir al baño o para limpiar las manos después de jugar o comer. Y ya veras como les vas descubriendo nuevos usos con la experiencia. Son, en definitiva, imprescindibles. Si eres padre o madre y sales sin ellas de casa cuando vas con tus peques, es lo más cercano a ir desnudo por la calle.

Agua

Ya puedes tener al ser humano más cercano al robot que existe por su escasa necesidad de beber agua que, como salgas de casa sin ella, te la va a liar al minuto dos. Justo cuando vas con prisa y no puedes subir a por ella. O cuando sales del garaje y ya no puedes parar para que beba. Tienen un don único para esto, así que lleva siempre una botellas de agua encima. Y rellénala siempre que tengas oportunidad. Además, también puede ser un recurso de higiene en un momento dado.

Un cambio de ropa interior

Por lo menos, durante los 5 o 6 primeros años de vida de tus hijos, pero no está de más llevarlo un poco más tiempo encima por si acaso. Si nos pasa a los adultos que a veces nos vendría bien un cambio de ropa interior, como para que no les pase a los niños por mayores que sean… Pero por lo menos en la etapa inicial, aunque controle muy bien su esfínter, es imprescindible llevar una braguita o calzoncillo contigo. No abulta y no pesa.

Un recurso de ocio

Básicamente, algo para pintar o unos cuentos en versión mini. O sus juguetes transportables favoritos por lo menos: un par de coches, dos o tres muñequitos… Lo que sea. No le avises; cógelos tu como posible solución de emergencia y haz uso de este recurso cuando sea necesario en momentos de espera, que ya veras como lo será. Es como poder darle al pause a tu peli o serie favorita cuando tienes que ir al baño. ¿Te acuerdas cuando no existía esta posibilidad? Pues eso representa este recurso imprescindible. Sobre todo si no quieres recurrir a las “pantallas”, que es lo suyo, por otra parte.

Una bolsita aislante

La quinta cosa que te salvará la vida si tienes niños al salir de casa es la más discutible de todas. En nuestra opinión, tras un debate interno profundo, creemos que es una bolsita aislante la elección que merece estar en esta selección. ¿Por qué? Por su versatilidad. Te puede servir para guardar la ropa sucia si tienes que cambiarle; te puede servir para recoger la caca (estas cosas pasan); y también para vomitar si el peque se marea en el coche o se encuentra mal de repente, que no es tan extraño que ocurra. Seguro que hay más usos de la bolsa aislante, pero estos son los tres más destacados. Suficientes para que sea un recurso muy recomendable para llevar encima si tienes hijos.
¿Estás de acuerdo con nuestra selección de imprescindibles?
tracking