Ser Padres

Una mujer da a luz en el metro de Kiev en medio de los bombardeos

Esta es la historia de Mia, un rayo de esperanza que demuestra que la vida se abre camino en plena guerra de Rusia contra Ucrania.

Incluso en las condiciones más adversas se abre paso la vida. Un nacimiento puede parecer una anécdota en medio de una guerra como la que sacude Ucrania estos días, pero es una historia, la de Mia, de esperanza.
Mientras las fuerzas militares rusas bombardeaban la capital del país, Kiev, una joven de 23 años ha dado a luz a su hija en uno de los refugios antibombas improvisados en el metro de la ciudad en los que la población de la ciudad se protege estos días de los ataques rusos.
Según publica el diario El Mundo, miembros de la policía ayudaron  a la mujer a dar a luz el viernes por la noche después de socorrerla una vez oyeron sus gritos de dolor. Una de las oficiales, Mykola Shlapak, explicó que después llamaron a una ambulancia para que madre e hija fueran trasladadas al hospital, donde tal y como explican las últimas noticias publicadas al respecto ambas se encuentran bien.
La presidenta de la Conferencia Democracia en Acción, Hannah Hopko, ha compartido la historia en su cuenta de Facebook. "Mia nació en un refugio esta noche en un ambiente estresante: un bombardeo de Kiev", ha dicho en una publicación donde ha compartido también algunas imágenes que acreditan el nacimiento de Mía.

UCI de neonatos en un refugio

Que las guerras impactan en toda la población civil es una realidad innegable. Especialmente lo hacen en la infancia, que sufre sus consecuencias desde el principio de la vida.
El conflicto de Ucrania no es una excepción. De hecho, Save The Children ya ha confirmado el fallecimiento de al menos tres niños en los días que llevamos de ofensiva militar rusa en territorio ucraniano. La organización sin ánimo de lucro detalla que un adolescente de 17 años ha muerto en un ataque contra la aldea de Semijatki, en la región de Jersón, y dos niños han perdido la vida en bombardeos en Chuhuiv, en Jarkov, y en Mariuopol, en Donetsk. “Los 7,5 millones de niños y niñas en Ucrania están en grave riesgo físico", denuncia Save The Children.
También se ha hecho pública la muerte de dos profesores en un ataque contra una escuela en la localidad de Gorlovka, en la zona de la región de Donetsk y ha denunciado que se han registrado explosiones en las principales ciudades a causa de la ofensiva militar rusa.
Por otro lado, otra prueba de cómo la guerra tiene consecuencias dramáticas en la infancia la hemos visto en un vídeo difundido por el diario The New York Times. En él se ve el traslado de una unidad de cuidados intensivos de neonatos a un búnker. "Esta es la UCIN. En un refugio antiaéreo. ¿Puedes imaginar?", explica el doctor Denis Surkov, jefe de la unidad neonatal del Hospital Clínico Infantil de Dnipropetrovsk Oblast.
El hospital en cuestión está localizado en la ciudad de Dnipro, al este del país, una de las atacadas por las fuerzas militares rusas. Para proteger la vida de los recién nacidos, les han trasladado a un refugio antibombas construido en la planta baja del edificio, según confirma este mismo diario norteamericano.
tracking