Recetas de otoño

3 recetas con castañas para disfrutar mejor del otoño

Las castañas son un alimento característico del otoño, tan versátiles que podemos disfrutar en preparaciones saladas o dulces. Además, su textura suave y sabor delicado convierten a este fruto otoñal en una opción excelente para muchísimas recetas de temporada.

Las castañas son el fruto comestible del castaño, y son un alimento muy popular en algunos países donde forman parte de su gastronomía, como por ejemplo podría ser el caso de China y también de algunos países europeos, como España o Italia. Además, son un alimento sumamente característico del otoño, estación durante la cual las podemos encontrar de temporada, de manera que es posible comprarlas en supermercados o mercados.

No obstante, ¿hay algo mejor que pasar un agradable y divertido día en el campo, acompañados de nuestros hijos/as y familia, y coger nosotros mismos las castañas que han ido cayendo al suelo a medida que han pasado los días?

Podemos disfrutarlas en maravillosas preparaciones dulces, mientras que también son ideales cocinadas porque poseen una consistencia similar a las de las patatas, suavizando la textura de postres y comidas. Y lo que es aún mejor, pueden consumirse en elaboraciones saladas, ya sea en forma de crema o puré.

Si te apasionan las castañas tanto como a nosotros, te descubrimos diferentes recetas con castañas que te ofrecerán la posibilidad de disfrutar de estos alimentos de temporada como nunca antes lo habías hecho. ¿Te animas a descubrirlas?

Ensalada de castañas otoñal

Receta de ensalada otoñal
Foto: iStock

Lo cierto es que las castañas son tremendamente versátiles. Tanto, que es posible disfrutarlas en forma de ensaladas, como la ensalada otoñal sobre la que deseamos hablarte en esta ocasión.

Ingredientes:

  • 1 manzana
  • 1 puñado de higos
  • 200 g de remolacha cocida, pelada y cortada en cubitos
  • 70 g de rúcula
  • 180 g de castañas cocidas cortadas en trozos pequeños
  • 5 lonchas de jamón serrano, cortadas a la mitad
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 3 rebanadas de pan crujiente, cortado en trozos pequeños

Ingredientes para el aderezo:

  • 1 cebolla morada pequeña, rebanada muy finamente
  • 2 cucharadas de vinagre de vino tinto
  • 2 cucharaditas de mostaza de Dijon
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Elaboración:

Comenzaremos precalentando el horno a 200 ºC. En una pequeña fuente para asar mezcla el pan con el aceite de oliva virgen extra. Salpimenta al gusto. Extiende en una zona capa y hornea durante 12 a 15 minutos, hasta que el pan se haya dorado y esté crujiente. Vierte en un plato forrado con papel cocina, y deja que se enfríe.

Mientras tanto, vamos a proceder a preparar el aderezo. Para ello, mezclaremos la cebolla con el vinagre de vino tinto en un cuenco pequeño, y lo dejamos reposando durante 15 minutos. Luego combinamos añadiendo el aceite de oliva virgen extra y la mostaza, salpimentamos al gusto y batimos ligeramente hasta que espese un poco. Añadimos las cebollas y reservamos.

En un tazón grande ponemos la rúcula. Añadimos las castañas con la remolacha, calentamos una sartén antiadherente, añadimos el jamón serrano y lo freímos por cada lado hasta que se quede crujiente.

Justo antes de servir corta la manzana en rodajas finas, añádela a los cuencos con los picatostes. También lava bien los higos, córtalos por la mitad y añádelos. Añade el resto de los ingredientes, y añade el aderezo.

Crema de castañas con bacon y chirivía

Receta de crema de castañas con chirivía
Foto: iStock

La crema de castañas, bacon y chirivía se convierte en una exquisita crema suave y cremosa, ideal para los días más fríos del otoño y del invierno, que se disfruta con trozos de bacon crujiente. A su vez, servido con pan tostado con aceite de oliva virgen extra se convierte en otra opción tan deliciosa como magnífica.

Ingredientes:

  • 200 g de castañas cocidas y picadas
  • 5 lonchas de bacon ahumado cortado en trozos
  • 1 cebolla picada
  • 1 diente de ajo machacado
  • 7 chirivías peladas y picadas
  • 400 ml de leche
  • 600 ml de agua
  • 1 cubo de caldo de pollo
  • 4 ramitas de tomillo
  • Aceite de oliva virgen extra

Elaboración:

Pon una sartén al fuego, añade una pizca de aceite de oliva y fríe en él las lonchas de bacon ahumado tras haberlas cortado en varios trozos. Saca la mitad del bacon y resérvalo para más tarde. Añade ahora la cebolla y el ajo a la sartén, removiendo bien hasta que estén tiernos.

Luego agrega las chirivías y cocina durante 5 minutos más. Ahora desmenuza el cubo de caldo de pollo. Añade la leche, el agua, las castañas y las ramitas de tomillo. Tapa y cocina a fuego lento durante 30 minutos, hasta que las chirivías estén tiernas.

Pasado el tiempo, bate con la ayuda de una batidora de mano, y luego salpimenta al gusto. Para terminar, sirve en tazones o cuencos, y cubre con el bacon frito que hemos reservado al comienzo.

Tarta salada casera de castañas y setas

Receta de Tarta salada casera de castañas y setas
Foto: iStock

Mientras que la crema de castañas se caracteriza por ser una de las preparaciones saladas más populares para disfrutar de este alimento puramente otoñal, también existen otras opciones igual de deliciosas, como la tarta salada de castañas y setas sobre la que te hablamos en esta ocasión. Además, es apta para vegetarianos/as.

Ingredientes:

  • 500 g de champiñones, picados en trozos grandes
  • 200 g de castañas envasadas al vacío, cortadas por la mitad
  • 200 g de tomates picados
  • 12 cebollas perlas, peladas y enteras
  • ½ colinabo
  • 1 diente de ajo machacado
  • 2 zanahorias picadas
  • 1 cucharadita de puré de tomate
  • 180 ml de caldo de verduras
  • 50 ml de vino blanco
  • 1 ramita de romero
  • 1 cucharadita de extracto de levadura
  • 2 cucharadas de aceite de oliva

Ingredientes para el aderezo:

  • 3 papas, cortadas en cubitos
  • 2 zanahorias cortadas en cubitos
  • 2 chirivías, cortadas en cubitos
  • 300 g de apio nabo, cortado en cubitos
  • 100 g de mantequilla
  • 50 ml de leche

Elaboración:

En una sartén grande pon aceite de oliva y, cuando esté caliente, añade la zanahoria, el nabo y la cebolla. Cocina entre 8 a 10 minutos. Luego añade el ajo, el puré de tomate, el extracto de levadura y el romero, y cocina durante 5 minutos más. Añade los tomates y el vino blanco, y remueve bien. Vierte el caldo, añade los champiñones y las castañas y cocina a fuego lento durante 8-10 minutos, hasta que la salsa se haya reducido y espesado. Retira del fuego y deja que se enfríe ligeramente.

Ahora es el momento de hacer la cobertura. Pon todas las verduras en una cacerola grande con la suficiente cantidad de agua y sal y lleva a ebullición. Luego cocina durante 15 minutos, o hasta que las verduras estén tiernas. Escurre y deja que se sequen al vapor durante 5 minutos más. Añade la mantequilla y la leche, y mezcla bien.

Enciende el horno y caliéntalo a 190 ºC. En un plato refractario apila la mezcla de champiñones, cubre con el puré y cocina durante 30 minutos, hasta que esté burbujeante y perfectamente dorado. Si lo deseas, acompaña con verduras con mantequilla. ¡A disfrutar!

También te puede interesar:
Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Contenidos en Gaia Media Magazines, especializado en maternidad, salud, ciencia y nutrición.

Continúa leyendo