Recetas de otoño

5 recetas de postres de otoño para hacer con los niños en casa

El otoño es una estación maravillosa ya que nos ofrece la posibilidad de encontrar en el mercado una amplia diversidad de diferentes alimentos de temporada que no podemos disfrutar en otras épocas del año. Y, para celebrar la llegada de esta estación, te descubrimos en esta ocasión una serie de recetas de postres exquisitas.

Recetas de postres de otoño
Foto: Istock

Si te gusta disfrutar de los diferentes alimentos de temporada que podemos encontrar de forma casi exclusiva en cada estación del año, tanto como a nosotros, entonces es muy probable que te encante la llegada del otoño, una época ligeramente más fría que la anterior (verano), donde nos ofrece la posibilidad de encontrar determinadas frutas, frutos secos y hortalizas en mercados y supermercados, especialmente a medida que van pasando los días.

Es cierto que, por ejemplo, en las primeras semanas puede ser un poco difícil encontrarnos con algunos de los alimentos más característicos o conocidos del otoño. Es lo que ocurre con las castañas, que pueden no llegar a nuestras manos hasta bien entrado el mes de octubre, los higos o los exquisitos caquis.

No obstante, si tienes la suerte de encontrarnos en tu mercado favorito, te proponemos en esta ocasión una serie de auténticas recetas de postres otoñales para disfrutar y hacer en compañía de los más pequeños de la casa.

Strudel de calabaza y nueces

Receta de Strudel de calabaza y nueces
Foto: Istock

¿Existe algo más tradicionalmente delicioso que el popular strudel de manzana? Llegado directamente de Austria, consiste en un postre típico tradicional de la cocina de este país, elaborado con pasta filo, manzanas, mantequilla, pan rallado, canela molida, azúcar glas y azúcar. Aunque, como de buen seguro sabrás, la receta original se elabora con manzana, en esta ocasión la vamos a sustituir por dos ingredientes puramente otoñales: la calabaza y las nueces.

Ingredientes:

  • 1 kg de calabaza, sin semillas y cortada en trozos grandes
  • 140 g de azúcar moreno
  • 100 g de almendras molidas
  • 100 g de pan rallado
  • 1 huevo grande + ½ cucharada para glasear
  • 1 cucharada de canela molida
  • 6 hojas de pasta filo
  • 90 g de mantequilla derretida
  • 100 g de nueces picadas
  • 2 cucharaditas de aceite de oliva

Elaboración:

Comenzaremos poniendo el horno a precalentar a 200 ºC. En una bandeja para hornear combina la calabaza con el aceite de oliva. Introduce en el horno, y cocina durante 45-50 minutos, hasta que la calabaza esté muy tierna. Luego retírala y deja que se enfríe.

Coloca la calabaza tierna en un procesador de alimentos, y procesa hasta que adquiera una textura más bien suave. Vierte en un cuenco grande. Añade el azúcar, el pan rallado, las almendras molidas, el huevo y la canela molida, y mezcla bien. 

Baja la temperatura del horno a 160 ºC. Coloca ahora las hojas de masa filo una encima de la otra, untando por encima con un poco de mantequilla derretida, añade una picaz de azúcar y nueces picadas entre cada hoja. Luego coloca el relleno de calabaza a lo largo de un borde largo de la masa, en forma de tronco largo, pero dejando un espacio de 2,5 centímetros en cada extremo. Ahora gira los extremos, y enrolla con cuidado el strudel. Cepilla el borde con un poco de huevo para sellar.

Pásalo ahora a una bandeja para hornear, colocando hacia abajo el lado sellado. Unta con el huevo, rocía por encima la mantequilla que ha sobrado y termina espolvoreando con las nueces reservadas y un poco más de azúcar.

Introduce en el horno y hornea durante 40-45 minutos, hasta que esté bien dorado y crujiente. Pasado el tiempo, retira del horno y deja reposar al menos 15 minutos antes de cortarlo. ¡A disfrutar!

Bebida de jugo de calabaza, pera y jengibre

Receta de Bebida de jugo de calabaza, pera y jengibre
Foto: Istock

Los jugos naturales son opciones excelentes para disfrutar de todo el sabor de frutas y hortalizas, y en esta ocasión este jugo de calabaza, jengibre y pera es tan delicioso como sencillo de hacer.

Ingredientes:

  • 50 g de calabaza, pelada y sin semillas
  • 1 pera madura
  • 250 ml de zumo de naranja recién exprimido
  • Rodajas de jengibre de 1 cm de grosor
  • Canela molida al gusto

Elaboración: 

Corta la calabaza en trozos pequeños. Añádelos en una batidora o licuadora. Pela la pera y córtala en trozos, y colócala también en el interior del vaso de la batidora. Parte las naranjas por la mitad y exprímelas para obtener su jugo. Añade el zumo de naranja a la batidora, junto con el jengibre y con el agua fría. Bate o licúa bien hasta que la combinación quede lo más suave posible. Finalmente, vierte en vasos.

Scones de calabaza

Receta de Scones de calabaza
Foto: Istock

Los scones son unos bollitos llegados directamente de Inglaterra, donde son tremendamente comunes. Son ideales para el desayuno, puesto que combinan muy bien con queso crema, mantequilla o mermelada. En esta ocasión te explicamos cómo hacer unos deliciosos scones de calabaza, que pasan a convertirse en una merienda perfecta para las tardes de otoño.

Ingredientes:

  • 450 g de harina con levadura
  • 100 g de mantequilla fría
  • 200 g de calabaza cocida
  • 50 g de azúcar glas
  • 100 ml de leche
  • ½ cucharadita de canela molida
  • ½ cucharadita de jengibre
  • ½ cucharadita de nuez moscada

Elaboración:

Comenzaremos precalentando el horno a 220 ºC. Coloca la harina en un cuenco grande y corta la mantequilla en trozos grandes. Sumerge la mantequilla en la harina. Con la ayuda de un cuchillo mezcla la mantequilla con la harina, y luego mezcla el azúcar y las especias en las cantidades indicadas.

Después de cocer la calabaza, añádela a la mezcla de harina e integra 80 ml de leche. Revuelve todo muy rápidamente. Si es necesario agrega un poco más de leche (recuerda, hasta 100 ml como mucho). 

Vierte ahora esta maravillosa y especiada mezcla sobre una superficie previamente enharinada, y junta con las manos ligeramente en varias ocasiones. Estira hasta conseguir 4 centímetros de grosor, y sella distintas bolas con la ayuda de un cortador de al menos 7 centímetros. Da forma a los recortes hasta que hayas utilizado absolutamente toda la masa.

Enharina una bandeja para hornear, coloca las bolitas sobre ella y cepilla la parte superior con la leche que ha sobrado. Introduce en el horno y hornea durante 10 a 12 minutos, hasta que la masa se haya elevado y dorado ligeramente.

Parfait de castañas helado

Receta de Parfait de castañas
Foto: Istock

El parfait es un postre maravilloso. Consiste en una preparación helada cuya textura es verdaderamente suave. Y, además, el sabor igualmente suave de las castañas combina perfectamente bien.

Ingredientes:

  • 450 de nata líquida, batida suavemente
  • 200 g de chocolate con leche, derretido
  • 250 g de puré de castañas
  • Un puñado de semillas de amapola
  • 100 g de galletas desmenuzadas
  • 2 naranjas peladas y picadas, más la ralladura de 1 naranja
  • 50 g de chocolate negro rallado para decorar

Elaboración:

Con agua bien fría enjuaga un molde de horno para pan, evitando secarla. Cubre ahora la lata con papel film transparente, alisando las arrugas del papel tanto como se pueda.

En un cuenco grande mezcla el chocolate con leche, el puré de castañas y las galletas, añade la naranja, la ralladura, y revuelve bien. Incorpora suavemente la crema hasta que se combine bien. Una vez mezclado bien viértela en el molde. Alisa la parte superior adecuadamente, y cubre con papel film transparente. Introduce en el congelador, y congela entre 3 a 4 horas, hasta que esté perfectamente firme.

Antes de servir, es conveniente retirar el parfait del congelador entre 15 a 20 minutos. Para terminar, sirve acompañando por encima con el chocolate rallado.

Mermelada de higos

Receta de Mermelada de higos
Foto: Istock

Los higos son otros frutos característicos del otoño, repletos de nutrientes, a la par que deliciosos. En la cocina se caracterizan por ser muy versátiles, por lo que es posible emplearnos en infinidad de preparaciones. La mermelada de higos, por ejemplo, es ideal para el desayuno o la merienda.

Ingredientes:

  • 1 kg de higos maduros cortados en cuartos
  • 1 naranja grande, rallada
  • 400 g de azúcar
  • 1 limón exprimido
  • 150 ml de agua
  • Una pizca de canela molida

Elaboración:

Comenzaremos colocando los 150 ml de agua y los higos en una cacerola grande. Pon al fuego y deja que hierva a fuego lento y burbujee suavemente durante 5 minutos, o bien hasta que los higos se hayan ablandado y hayan soltado parte de su jugo.

Añade la ralladura de naranja, el jugo de limón y el azúcar. Lleva a ebullición, y cocina, removiendo con regularidad entre 5 a 7 minutos, o hasta que la mezcla haya espesado. Es conveniente estar pendiente, para retirar la espuma cada vez que suba a la superficie. Retira del fuego y deja que repose durante al menos 10 minutos.

Pasado este tiempo, llega el momento de envasar nuestra mermelada. Para ello, simplemente introduce la mermelada en frascos esterilizados, sella con las tapas, colócalos boca abajo encima de un paño de cocina limpio y deja que se enfríe por completo.

Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Contenidos en Gaia Media Magazines, especializado en maternidad, salud, ciencia y nutrición.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo