Desayuno saludable

6 razones para desayunar avena en la vuelta a la rutina

En verano descuidamos nuestros hábitos y dejamos que las comidas sean más especiales que en invierno. Ahora, con la vuelta a la rutina, queremos volver a los buenos hábitos y por eso, la avena puede ser una de las mejores opciones.

Con la vuelta a la rutina, llega la oportunidad para que la familia recupere esos buenos hábitos de alimentación que en verano dejamos un poquito de lado. La avena es una excelente opción que incluir en el desayuno de la familia, es considerada un  superalimento por sus propiedades nutricionales, y en cualquier caso, es recomendable incorporarla en una alimentación equilibrada.

Es por eso que hoy, de la mano de Quaker, el Experto en Avena, aprenderemos 6 motivos por los que añadir la avena en tu rutina de desayuno, una ocasión ideal para beneficiarte de todas sus propiedades con la primera comida del día.

6 motivos por los que añadir la avena en tu rutina de desayuno

  1. Es un gran aliado para el aparato digestivo

Este supercereal es rico en fibra y contiene pocas grasas saturadas y sal de forma natural, por lo que puede contribuir a favorecer el tránsito intestinal y ayudar a mantener un aparato digestivo saludable.

 

  1. La avena te puede ayudar a controlar el colesterol

La avena contiene beta-glucanos, una sustancia que como parte de una alimentación variada y equilibrada y un estilo de vida saludable, puede actuar en el organismo para estabilizar los niveles de glucosa en sangre y ayudar a controlar los niveles de colesterol. De hecho, un bol de avena de 40g contiene un 47% de los 3 g de beta-glucanos que necesitamos diariamente para reducir nuestro nivel de colesterol.

 

  1. Rica en nutrientes

La avena contiene un amplio grupo de nutrientes que desempeñan importantes y diferentes funciones en el cuerpo. Por un lado, las vitaminas B1B6 y ácido fólico (vit.B9), que son imprescindibles en nuestro organismo, pueden ayudar al correcto funcionamiento del sistema nervioso e inmunitario, entre otras funciones. Y, por otro lado, la avena contiene minerales como el hierro, el magnesio, y el zinc, que contribuyen a un correcto funcionamiento de los músculos y del sistema inmunológico, así como a la formación de glóbulos rojos.

 

  1. Ingerimos hidratos de carbono de calidad

Los cereales integrales como la avena o pan hecho con harinas integrales ayudan a mantener la sensación de saciedad durante más tiempo. De esta manera, podemos desplazar alimentos con escaso valor nutricional, como los ricos en azúcares simples, ya que no son saciantes y a las pocas horas volveremos a tener hambre.

 

  1. Gran versatilidad en recetas

Ya sea en copos enteros o en cereales, la avena ofrece muchas posibilidades a la hora de cocinar. Es una buena base para los desayunos con opciones como el porridge o el overnight oats y es una opción para complementar cremas o como base para rebozados. Además, es perfecta para combinarla con fruta o con té verde y verduras.

 

  1. Excelente reputación como cereal

La Fundación Española de la Nutrición señala que en el marco de una alimentación saludable, debido a sus beneficios nutricionales y sobre la salud, sería aconsejable fomentar el consumo de avena en la población en los diferentes momentos del día.

 

Artículo elaborado por los expertos de Quaker. 

También te puede interesar:

Continúa leyendo